Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
samhain
1° de noviembre (H. Norte)
1° de mayo (H. Sud)
 
N° de visitas:2464457
N° de visitas de hoy:618
N° de conectados:19
 
 
Yoga y Tantrismo
aum
La Filosofía hinduísta
Los darśanas ortodoxos
Filosofia vedânta
Filosofia Samkhya
Bhagavad Gita
Historia del Yoga
El Yoga clásico
Diversos Yogas
Filosofía tántrica
Trika
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
El Hatha Yoga Pradipika
Los chakras y los nadis
El pranayama
• Los maestros modernos
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos samkhya y clásicos
Textos tántricos
Textos Hatha Yoga
glosario yoga
 
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
Bardo Thödol actualmente
Yama, señor de la muerte.
 
Publicidad:

La filosofía hindú. Los Darśanas

Las seis corrientes de pensamiento védico (ṣaḍdarśana)

La filosofía de la India no se puede estudiar a través de un desarrollo lineal en el tiempo tal como se lo puede hacer la filosofía occidental. Tampoco se la puede describir como una serie de corrientes de pensamiento en sí más o menos determinadas con autores y representantes bien precisos. La filosofía de la India es una inmensa jungla de conocimientos en la cual es difícil distinguir lo esencial de lo accesorio. Sólo se la puede considerar bajo distintos puntos de vista (o darśanas).

bharataDarśana significa literalmente “visión, contemplación, teofanía, aspecto, aparición, etc.”. En hinduismo este término designa un “punto de vista doctrinal” en el sentido de “opinión”. Es el término corriente para designar en sánscrito lo que en español llamamos una “religión, un sistema filosófico o una corriente de pensamiento”. En general, y dependiendo de su epistemología, estas corrientes de pensamiento filosófico se dividen en dos grandes grupos, los ortodoxos (āstika), y los heterodoxos (nāstika), los no creyentes. Pero esta división en āstika y nāstika es una cuestión occidental y moderna para abordar la filosofía hinduista y poder clasificar algunos textos hindúes, budistas y jainistas. Así se estableció un primer criterio para ordenar las corrientes de pensamiento.

Sistemas o darśanas ortodoxos (āstika) y heterodoxos (nāstika)

Āstika significa literalmente “hay…, existe…”  y nāstika significa “no āstika”. Cuando se aplican los conceptos de āstika y nāstika para clasificar los sistemas filosóficos hindúes, ello indica la aceptación o no de la literatura védica como una autoridad, particularmente en sus enseñanzas sobre el Yo (ātman) o alma. Pero la discriminación inducida por āstika y nāstika no se refiere al “teísmo” ni al “ateísmo” propios de la concepción de una divinidad monoteísta ni de un dios creador todopoderoso, clásica de las religiones tales como el cristianismo o el islamismo. Esta modalidad del concepto de lo divino no es propia del hinduismo. Entonces, se ha utilizado el término “āstika” para designar a un sistema en el que se admite por lo menos una de estas tres definiciones:

  • 1. Aceptar la autoridad epistémica de los Vedas.
  • 2. Aceptar la existencia de ātman.
  • 3. Aceptar la existencia de Iśvara.

En cambio, nāstika son los que niegan las definiciones respectivas de āstika.
Entonces, cuando nosotros designamos a un sistema como ortodoxo (āstika) o heterodoxo (nāstika) debe tenerse en cuenta el sentido de estos conceptos.

Habitualmente se aborda el grupo de sistemas ortodoxos (āstika) distinguiendo seis corrientes de pensamiento, los ṣaḍdarśana, que designan las seis escuelas o métodos clásicos de la filosofía hindú que reconocen los Vedas como fuente:

Todos estos sistemas tienen una sola y misma meta: liberar al alma del ciclo de renacimientos para unirla con Dios o la consciencia cósmica. En la literatura sagrada de la India, todos ellos encontraron un lugar en la Bhagavad-Gītā.

Por otra parte, entre los sistemas heterodoxos (nāstika) se hallan los suiguientes:

  • Budismo
  • Jainismo
  • Carvākās o lokayatas (materialistas)
  • Ājīvikas (fatalistas)
  • Ajñanikas (agnósticos)
  • Navya-Nyāya (nueva Lógica)

Pramā y la teoría del conocimiento. Pramāṇa.

En la filosofía hindú “pramā" designa al conocimiento correcto, válido, verdadero. En torno a esta palabra existe una tríada de conceptos que forman la base de la teoría del conocimiento y de la epistemología de la India antigua: pramātṛ (el conocedor o sujeto de conocimiento), prameya (lo conocido u objeto de conocimiento) y pramāṇa (la comunicación o el medio en común, al cual se le atribuye un valor de certeza, entre el sujeto y el objeto de conocimiento).

Pramāṇa es literalmente “conocimiento verdadero, prueba”. Es el medio para llegar a un conocimiento justo, como por ejemplo la percepción sensorial, (pratyakṣa), el testimonio oral adecuado a la realidad (śabda), la deducción lógica (anumāṇa), la corroboración por medio de los Vedas (āstika), etc. Pramāṇa es una palabra con significados múltiples en la que subyace una idea de medida, de exactitud y de justicia. Según el contexto, puede traducirse como: tamaño, talla, capacidad, longitud, masa, duración, modelo, autoridad. En la epistemología de los sistemas hinduistas y budistas es una prueba que avala un conocimiento justo y correcto.
En el hinduismo se han considerado varios medios de conocimiento aceptados por escuelas de diversas orientaciones. En algunos textos de Veda-Vyāsa, se consideran hasta diez pramāṇas, en algunos Upaniśads se presentan más de seis medios fiables epistémicamente, etc. Pero entre todos los pramāṇas se han identificado seis que en mayor o menor número son aceptados por los sistemas āstika y que también sirven como criterio epistemológico, para diferenciar entre ellos a cada uno de los ṣaḍdarśana. Estos seis pramāṇas son:

  • pratyakṣa (percepción)
  • anumana (inferencia)
  • upamāna (comparación y la analogía),
  • arthāpatti (aplicación, derivación de las circunstancias)
  • śabda (palabra, testimonios pasados o presentes de personas fiables) y
  • anupalabdhi (no percepción, prueba negativa / cognitiva ).

En la filosofía tántrica, pramāṇa es la actividad cognitiva que se extiende entre el universo objetivo conocido (prameya) y el puro sujeto consciente (pramātṛ) entre los cuales actúa como intermediario. Pramāṇa designa aquí a la actividad que reúne todos los datos dispersos de los órganos sensoriales y los concentra sobre el sujeto que los percibe, haciendo así la transición entre la vía inferior del individuo y la vía superior de Śiva, donde se ejerce la toma de consciencia (vimarśopāya). Vimarśopāya no se expresa solamente en los sentimientos y en la sensibilidad puesto que ella podría quedar aislada como puro conocimiento. Es por eso que en la śaktopāya (vía preconizada por la escuela Krama) se pone también en obra una adoración ferviente. El conocimiento es puesto en obra bajo la forma de una adoración ritual ferviente (pūjā).

Pramātṛ es el “agente o sujeto del conocimiento (pramā)”. Sujeto consciente cuya vibrante toma de conciencia refleja la aparición del universo. En la teoría del conocimiento de las escuelas tántricas trika se reconocen tres grados de conciencia: pramātṛ: conciencia subjetiva, pramāṇa : conciencia cognoscitiva y prameya : conciencia objetiva.

Prameya designa lo que debe ser medido, probado, demostrado, puesto en claro. En la filosofía nyāya y sāṃkhya designa el universo objetivo a conocer. En la epistemología designa al objeto de conocimiento, a lo que hay que demostrar o de lo cual hay que formar el juicio o la proposición lógica. Se opone a pramātṛ que es el sujeto consciente del conocimiento.