Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional (*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
Litha
21 de junio (H. Norte)
21 de diciembre (H. Sud)
 
 
 
Yoga y Tantrismo
aum
Seis Darshanas
Filosofia vedânta
Filosofia Samkhya
Bhagavad Gita
Historia del Yoga
El Yoga clásico
Diversos Yogas
Filosofía tántrica
Trika
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
El Hatha Yoga Pradipika
Los chakras y los nadis
El pranayama
• Los maestros modernos
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos samkhya y clásicos
Textos tántricos
Textos Hatha Yoga
glosario yoga
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
El Bardo Thödol en nuestro tiempo
Yama, el señor de la muerte.
 
Publicidad:

GLOSARIO YOGA DARSHANA - Letra V

Vacana (वचन, vacana, n) Palabra, lenguaje, discurso, enunciado. Se dice de las palabras devotas dirigidas a Śiva.

Vahni (वह्नि vahni m) Fuego. Epíteto de Agni dios védico del fuego. Nombre místico de la letra sánscrita ra.

Vairāgya (वैराग्य, vairāgya) Literalmente “ausencia de pasión (rāga)”. La traducción de vairāgya por “renunciamiento” no corresponde al verdadero sentido del concepto puesto que en vairāgya no hay la idea de “restricción” que hay en el renunciamiento. En el vedānta, vairāgya significa trascender los fenómenos efímeros del mundo descubriendo la realidad esencial del Brahman. En vairāgya se ha superado el sentido de selección y se está más allá de eso. Cuando el concepto de vairāgya aparece ligado al de abhyāsa indica que hay una cierta abnegación voluntaria y gozosa, libre de toda restricción.

Vaiśeṣika (वैशेषिक vaiśeṣika n) Concepto filosófico que representa al discernimiento. Doctrina filosófica con métodos discriminativos que remonta al comienzo de nuestra era, tradicionalmente atribuida a Kaṇāda, que expone su sistema en el sūtra Ella se ocupa de discriminar las cosas según sus diferentes características (viśeṣa). Es uno de los seis puntos de vista doctrinales (darśanas) del hinduismo, que parte de una discriminación sistemática de los conceptos, clasificándolos en seis categorías ontológicas (padārtha): las substancias (dravya), las propiedades (guṇa), las actividades (karman), los universales o substratos genéricos (sāmānya), discriminativos (viśeṣa) e inherentes (samavāya).

Vaiśvānara (वैश्वानर, vaiśvānara, a) Atributo común a todos los humanos, universal, general. En la filosofía vedanta, designa la vigilia o estado despierto de la consciencia. La mente percibe la multiplicidad del mundo exterior del cual sólo puede tener un conocimiento dual limitado; en ese sentido, vaiśvānara es sinónimo de jāgrat, lo que es percibido por los sentidos del cuerpo ordinario (sūkshmaśarīra). Ver avasthā, kośa, śarīra.

Vāmācāra (वामाचार, vāmācāra, m) Lo que se “alcanza con la mano izquierda” o las “prácticas de la mano izquierda” (también llamadas vāmamārga, el “sendero de la mano izquierda”) en oposición a dakṣiṇācāra, lo que se “alcanza con la mano derecha” (o dakṣiṇamārga, el “sendero de la mano derecha”). Hace referencia a las prácticas y doctrinas tántricas relacionadas con el culto de la energía femenina Śakti- personificación de la esposa de Śiva. Las “prácticas de la mano izquierda” (vāmācāra) no están encuadradas en el marco védico ortodoxo y estándar (como lo están las del dakṣiṇācāra, las “prácticas de la mano derecha”).

Vāsanā (वासना, vāsanā, f) La raíz de la palabra vāsanā significa “permanecer, quedarse”. Impregnación de un perfume, que permanece, que queda. Por extensión, impresión o impregnación del mental, recuerdo inconsciente (debido a impresiones anteriores. Impresión consciente, asociación de ideas o sentimientos (especialmente debido a una lectura, al escuchar una obra poética, ver una película, escuchar una melodía, etc.). Ideas, aspiraciones, impresiones, deseos, inclinaciones, ambiciones escondidas y huidizas que se ocultan en el inconsciente, pero que pueden en cualquier momento volver a la superficie de la consciencia. A pesar que a menudo se traduce vāsanā como sinónimo de saṃskāra hay una distinción esencial entre ellos. Vāsanā tiene en sí mismo un sentido de estática, contradictorio con el sentido dinámico de saṃskāra. Este concepto de algo estático se adapta bien a la traducción de la palabra “vāsanā” por “impresión” en el contexto de la psicología, como algo que ha dejado una huella en el subconsciente. Los vāsanās son solamente las tendencias, las inclinaciones, mientras que los saṃskāras son los hábitos e impresiones psíquicas alrededor de las cuales se conforma y estructura el carácter personal.

VarunaVaruna. En devanagari वरुण, literalmente “el universal”, de varas, lejos, el espacio. Una de las divinidades más importantes del panteón veda en tanto que dios del Cielo y en el hinduismo como dios del Océano. En la época pre-védica era probablemente la divinidad suprema, guardián del orden el mundo, dios de las leyes y de los castigos, maestro del cosmos. Asociado con la Luna, Varuna es también el dios de la muerte que puede acordar la inmortalidad, y también está asociado al elemento líquido (grandes ríos, lagos, océanos). Se lo suele representar como un hombre de piel clara llevando una armadura de oro y un lazo hecho con una serpiente; en general monta un makara, un monstruo marino que sirve de vāhana o montura.

Vāyu. (वायु, vāyu, m) El aire, el viento, el aliento. Prāṇa, hálito vital. El dios de los vientos, en los Vedas, que aparece en el mismo carruaje que Indra, aunque es Indra que tiene las riendas. En el Haṭha Yoga se distinguen cinco vāyus principales: prāna, apāna, samāna, udana et vyāna con diversas funciones fisiológicas. En la filosofía sāṃkhya, el aire (vāyu) es uno de los cinco grandes elementos (mahābhūta).

Vāyubīja (वायुबीज  vāyubīja n) El bīja “yaṃ” es la semilla o germen del aire.

Veda. (m) Literalmente Veda quiere decir “saber, conocimiento sagrado”. Es el nombre genérico de los viejos textos de la literatura sagrada de la India. El hinduismo ortodoxo le atribuye un origen sobrenatural y una autoridad divina. Es un vasto conjunto de escrituras que representan una extensión superior a varias veces la Biblia. Están divididos en cuatro partes:
1. El Rigveda, el Veda de los versos y de los himnos, que sería el más viejo.
2. El Sāmaveda, o Veda de los cantos.
3. El Yayurveda o Veda de las fórmulas sagradas y rituales.
4. El Veda de Atharvan, nombre de un místico sacerdote del fuego.
Cada uno de los cuatro Vedas se divide en tres clases de textos, según su contenido, su forma sintáctica y la fecha de redacción atribuida. Estas tres clases son:
a. Los Samhitā, recopilaciones de hechos y enseñanzas ancianas.
b. Los Brāhmana, explicaciones rituales, entre los cuales se encuentran los Âranyaka, “textos de la selva o del desierto” y una parte de los Upanishads.
c. los Sûtra, los hilos conductores (que llevan a la sabiduría)
Se piensa que la elaboración de los Veda ha tomado un tiempo extremadamente largo (desde hace unos 15 siglos antes de Cristo) para constituirse en los textos que hoy conocemos, y que en general fueron recopilaciones de conocimientos orales transmitidos de generación en generación.

Vedānta (वेदान्त, vedānta, m), o uttara-mīmāṃsā, es uno de los seis sistemas (ṣaḍdarśana) de filosofía ortodoxa (āstika) hindú, iniciado por Vyāsa y desarrollado en “lecciones” (upaniṣad) principalmente por Śaṅkarācārya (788-920), con una metafísica no-dualista. La palabra “vedānta” está compuesta por “Veda” y “anta”, fin, significando literalmente el “fin de los Vedas”, es decir, los textos (upaniṣad) que complementan y explican los Vedas. Por extensión, se llama Vedanta a la doctrina filosófica fundada en los upaniṣads. Son consideraciones resultantes de las enseñanzas contenidas en las upaniṣad, revelaciones y reflexiones relativas a Brahman, a Atman y a la relación entre ellos, que se encuentran diseminadas entre las numerosas sectas de la India. Dentro del Vedanta se distinguen cuatro corrientes principales:
1. El Advaita-Vedānta (no dualista o monista) cuyos principales maestros fueron Gaudapāda, Śaṅkarācārya, Padmapāda, Sureshvara y Vidyāranya.
2. El Viśiṣtādvaita Vedānta (no-dualista o monista diferenciado) cuyo principal representante es Rāmānuja (1055-1137).
3. El Dvaita-Vedānta (Vedānta dualista) cuyo principal representante es Madhva (1199-1278).
4. Acintya Bheda-Abheda Vedanta (Sintético) que admite la diferencia entre lo distinto (bheda) y lo no distinto (abheda) es impensable (acintya) en la devoción de Kṛṣṇa. El principal representante de esta corriente es Caitanja (1486-1534).

Vicāra-samādhi. Es una concentración discriminante que permite percibir a las base los cinco elementos densos después de la condensación (panchabhuta) y los cinco elementos sutiles (tanmātra) que son la causa productiva de los cinco elementos groseros (mahābhūta); este samādhi depende todavía de las impresiones (saṃskāra) del “sentido del yo” (asmitā) reposando en la mente (citta).

Vidyā (विद्या vidyā f) Conocimiento, ciencia, saber, sabiduría; vidyā también designa a la tradición sagrada, al conocimiento revelado por los Vedas.

Vijñāna (विज्ञान, vijñāna, n) El acto de distinguir o de discernir, entender, comprender, conocer, reconocer, inteligencia, etc.

Vijñānamayakośa. Se llama vijñānamayakośa al cuerpo, envoltorio o vaina (kośa) constituido por la lógica, el razonamiento y la discriminación o el juicio; concierne al intelecto y a la inteligencia objetiva o facultad de conocer (vijñāna). Vijñāna corresponde al carácter de buddhi que concierne a la inteligencia superior. En el advaita vedānta, el vijñānamayakośa está constituido por buddhi, ahamkāra y los 5 jñānendriya; es el segundo envoltorio del ātman y el tercer kośa du sūkshmaśarīra. El vijñānamayakośa hace el enlace entre el sūkshmaśarīra y el kāranaśarīra.

Vijñānavāda-(m) [vi-jñāna- (n) Connaissance, savoir, discernement, compréhension, faculté de connaître. (philo) conscience / vāda- (m) Enoncé, déclaration, narration, parole, mention, discussion. (ag. ifc) qui parle, qui fait entendre ou retenir.] « L’école ou le discours qui enseigne la connaissance ». École indienne de bouddhisme mahāyāna fondée par Maitreyanatha, Asanga et Vasubandhu. Le Yogachara doit son nom à l'importance que ses adeptes donnent à la pratique et à l'étude du yoga. Leur métaphysique a des nuances nihilistes puisqu'elle nie la réalité du monde objectif et subjectif et possède un certain caractère pessimiste, puisque tout ce qui existe est illusoire et provient d'une croyance enracinée dans l'ignorance et l'égoïsme. Tout ce qu'on peut percevoir est l' « esprit ». Les objets n'existent pas comme tels mais comme le fruit d'un processus intellectuel. Ils ne possèdent aucune existence réelle en dehors de la connaissance que nous en avons. Ainsi le monde existant, tout ce qui est manifeste Al extérieur, n'est qu'activité psychique. Les choses n'ont pas non plus de réalité en elles-mêmes : elles sont seulement des entités de connaissance. Le sujet de la connaissance n'est pas réel non plus. La perception est un processus de création qui s'origine dans l'imagination. L'objet est un projet de l'imagination. L'imagination, en tant que faculté de représentation, est la principale faculté de l'esprit, puisqu'elle engendre toute l'activité de la connaissance sur laquelle repose le monde. Elle concentre toute la conscience héréditaire (ālaya-vijñāna-) Mais le poids idéologique de cette théorie est la transmission karmique. Les vasana sont les semences karmiques qui proviennent des existences individuelles passées et qui sont transmises formant la structure de la conscience héréditaire. La conscience héréditaire reçoit ces vasana et les transmet à la conscience actuelle. L'énergie de la conscience est le remontage de ces asanas qui suscitent toute l'activité psychique et construisent ainsi le monde subjectif et objectif à la fois. La conscience individuelle est entachée par l'ignorance (avidya) qui crée le monde objectif, et d'égoïsme (asmita) qui crée la personnalité du sujet. Le karma est constitué par les idéations produites par les pensées ou les sentiments individuels, qui poussent à l'individu à se prendre pour une personne abandonnée dans un monde objectif. Lorsque ces impressions karmiques évoluent, elles se corrompent et créent un nouveau processus d'idéation. Ce cycle s'interrompt lorsque s'estompe l'illusion et de l'existence personnelle et d'un monde existent. L'esprit est reconnu, donc, par le chemin apophatique de la négation de soi et du monde. Il est lui-même l'absolu de cette négation.

Vikalpa (विकल्प, vikalpa, m) Opción, alternativa, elección, discriminación. Duda, hesitación, indecisión, imaginación, idea falsa, ilusión (en el caso de una imagen o un estado mental). En yoga se aplica a la conceptualización, un cittavṛtti. Pensamiento dualista, diferenciador. Fantasía, imaginación. Toda tentativa de desdoblamiento y de dualidad. En la cosmogénesis, es el espacio entre dos kalpas, entre dos manifestaciones. Vikalpa es el análisis, opuesto a saṃkalpa que es la síntesis.

Vikasa (विकास, vikāsa, m) Crecimiento, desarrollo, expansión. Expresión que indica algo que está en potencia, en ciernes, que se desarrolla y expande. Concepto opuesto a saṃkoca, que es la contracción, el repliegue, la restricción. En el yoga indica el desarrollo de la consciencia por medio de ciertos métodos, especialmente con la bhairavīmudrā, que induce a un cambio de sentido de las energías desde el repliegue (saṃkoca) hacia un despliegue (vikāsa) del espíritu hacia las fuerzas cósmicas universales.

vi-kshepa- (m) 1. Fait de lancer, de répandre, de remuer, de pousser dans tout les sens, de donner libre cours. 2. Manque d’attention, distraction. 93. 3. (phil.) [littér. « déploiement ». Un des deux processus qui constituent āvidyā, conçue comme incapacité à reconnaître Brahman. D’une manière générale, avidyā se traduit par « ignorance ». La méconnaissance de Brahman provoque deux types de phénomènes : 1. La « vrai » nature de Brahman est ignorée. 2. Cette réalité ignorée est masquée (āvarana) par un élément qui vient la recouvrir. C’est le second processus que l’on appelle vikshepa ou encore adhyāropa, « couverture mensongère ». Pour illustrer ce principe, Shamkara cite l’exemple de la corde (Brahman). Non seulement, la corde n’est pas reconnue comme telle dans l’obscurité, mais en plus, on plaque sur elle (vikshepa ou adhyāropa) l’image d’un serpent (monde phénoménal). DSO, 646]

Vimarśa (विमर्श, vimarśa, m) Conocimiento, inteligencia. Reflexión, consideración, deliberación, examen (mental).

Vimarshopāya (vimarśopāya, vimarśa-upāya, m). La vía de la conciencia de la escueta tántrica Pratyabhijña, donde el conocimiento (vimarśa) actúa como una energía de inteligencia, discriminación y reflexión y llevar al reconocimiento de sí. Según Lilian Silburn, allí se debe interpretar vimarśa como un “acto de toma de consciencia de sí” porque “acto” es un término cómodo que, a falta de un vocablo apropiado, expresa mejor la relación entre vimarśa y spanda que el término “kriya”, que es el cumplimiento de una acción cuyo efecto perdura. “Kriya” es una acción que implica una cierta potencialidad, mientras que “acto” opera solo en el presente. Así, vimarśa-śakti significa el “acto toma de consciencia de la energía de sí” que conduce de inmediato al estado śāmbhava.

Viparyaya. Literalmente “error, malentendido”. Destrucción del mundo, cambio, relación inversa, lo contrario, contradicción. *663. Opinión errónea consecuencia de la ignorancia pero que puede ser corregida con el conocimiento verdadero o con una demostración.

Visarga (विसर्ग, visarga) En linguística y en fonología el visarga es un alófono que aparece con frecuencia en los textos sánscritos representado por dos puntos (ः) y escritos en transliteración con ḥ (por ejemplo ताः taḥ). En teoría es una pura aspiración muda, pero pronunciada al final de la palabra como en la palabra alemana “ich”.

Visargātmā (विसर्गात्मा, visargātma) [“Que es de la naturaleza de visarga. La palabra visarga designa ‘dejar ir, proyección o creación’, es decir, lo que es creativo. La función creadora de lo divino incluye dos movimientos, exterior e interior o centrífugo y centrípeto. En los seres vivos, el movimiento hacia afuera o centrífugo está representado por la expiración o exhalación; el movimiento hacia dentro o centrípeto está representado por la inspiración o inhalación. Parā o parā devi o para śakti se designa como Visargātmā porque es por este ritmo de movimiento centrífugo y centrípeto que lleva a cabo el juego de la vida, ya sea en el macrocosmos o en el microcosmos. Este movimiento se conoce como uccāra, spandana o el latido incesante de para devi. En sánscrito, visarga está representado por dos puntos o puntos uno sobre el otro. Un punto en este caso es dvādaśānta donde prana termina y el otro es el hṛt o centro del cuerpo donde termina apāna. Por eso que para śakti también es conocida como visargātma.”] Jaideva Singh, Vigñānabhairava or divine consciusness, Delhi, India, 1979, (ed. Motilal Banarsidass, Delhi, India 2006), pág. 20.

Vismaya (विस्मय, vismaya, m) Asombro, sorpresa, desconcierto, perplejidad. Una figura de retórica que provoca desconcierto y perplejidad.

Viṣṇu (विष्णु, Viṣṇu) Una de las principales divinidades del hinduismo. Es la segunda persona de la Trimurti (trinidad) hindú compuesta de Brahmā, Viṣṇu y Śiva, donde Viṣṇu representa el aspecto del equilibrio y de la conservación, al lado de Brahmā, el creador y Śiva, el destructor. En el Rig-Veda aparece como un dios solar, descripto como un “caminante marchando a grandes pasos de una punta a la otra del universo, en tres pasos y cubriendo todas las cosas con sus rayos”. Estos tres pasos son considerados como simbólicos de la salida, del apogeo y de la puesta del Sol. En el Bhagavad-Gītā, Kṛṣṇa se devela como una encarnación de Viṣṇu y describe todo su esplendor. El culto de Viṣṇu reviste un aspecto feliz y tiene como esposa a Lakṣmī.

Viṣṇuismo (o vaishnavismo). Una de las tres formas de culto divino del hinduismo moderno, las otras dos son el śivaismo y el śaktismo. Los viṣṇuitas o vaisnavistas consideran Viṣṇu como la divinidad suprema. El culto se orienta hacia las diferentes forma del avatar de Viṣṇu, principalmente Rāma y Sīta. Los rāmānuja toman estos avatares como divinidad suprema (Ishvara), mientras que los nimbarka y los vallabhāchārya adoran a Kṛṣṇa y Rādha.

vishuddhaViśuddha. (विशुद्ध, viśuddha) Chakra situado en el nadī sushumnā a nivel de la garganta, allí donde el bulbo raquídeo o médula oblonga deviene la médula espinal. Este chakra se relaciona físicamente con el plexo laríngeo. Dieciséis nadīs en forma de pétalos emergen de este chakra, identificados con las vocales sanscritas a, ā, i, ī, u, ū, ri, rī, lri, lrī, e, ai, o, au, am, ah y de un color púrpura diáfano. La forma simbólica (mandala) de este chakra es un círculo, que ocupa la región central, que es de color blanco etéreo.
Vishuddha
corresponde al elemento denso (Mahābhūta) “éter” (ākāśa-tattva), cuyo color blanco-plateado como la Luna. La sílaba mántrica (bija) utilizada para despertar y estabilizar este chakra es HAM. Simbólicamente el animal que se le asigna es un elefante con seis colmillos y las divinidades hindúes que lo rigen son Sadā-Śiva y la Śakti Hākinī. El elemento sutil (tanmatra) que le corresponde es el sonido (Shabda). El órgano de acción (karmendriya) es la boca que emite la voz (vāk), y la facultad de acción es la palabra. El órgano de sensación (jñanaendriya) es la oreja que percibe las ondas sonoras (Shrotra-tattva) y que corresponde al sentido del oído. Gobierna el vāyu-udana que controla la deglución y la expresión oral, la palabra y el oído. “A la concentración sobre el tattva de este chakra se la denomina akasi dharan (concentración sobre ākāśa). Aquel que practicare este dharana no perecerá ni aun en el Pralaya. Alcanzará el más elevado éxito en el conocimiento de los cuatro Vedas, es decir, logrará el estado de trikāla jñani (conocimiento del tiempo pasado, presente y futuro.” (Sivananda, Kundalini Yoga) [Para una exposición exhaustiva sobre los chakras y de la kuṇḍalinī referirse a la obra de Arthur Avalon, The serpent power, Ganesh & Co (Madras) Ltd., 1950].

Vicāra-samādhi. Es una concentración discriminante que permite percibir a las base los cinco elementos densos después de la condensación (panchabhuta) y los cinco elementos sutiles (tanmātra) que son la causa productiva de los cinco elementos groseros (mahābhūta); este samādhi depende todavía de las impresiones (saṃskāra) del “sentido del yo” (asmitā) reposando en la mente (citta).

Virāga (विराग virāga m) Sin pasión, que ha renunciado al mundo, indiferencia. Disgusto, aversión, indiferencia hacia el mundo. Opuesto a rāga.

Vitarka-samādhi. Vitarka (वितर्क) significa pensamiento conceptual, razonamiento, reflexión, conjetura, duda. El Vitarka-samādhi es un pensamiento concentrado en un concepto.

Viveka. Discernimiento. En el dominio espiritual, viveka designa la facultad de discriminación entre lo real y lo irreal, lo eterno y lo efímero. En el Tattvabodha de Shankara, viveka representa una de las cuatro condiciones indispensables al hombre que aspira a la espiritualidad: Vairâgya, Mumukshutva, Viveka y Shatkasampatti. Viveka es el concepto central del Viveka-Chûdâmani, una de las principales obras de Shankara.

Vṛtti (वृत्ति vṛtti, pronunciación fonética vritti, f) Literalmente, hecho de rodar, de enrularse, de ondear. Por extensión se habla de una manera de ser, de un modo o tipo de existencia, de las costumbres, de los hábitos. Con respecto a una persona o a un grupo se refiere a un tipo de conducta, de ocupación, de función o de actividad mental en general. Las vṛttis son modificaciones, alteraciones, distracciones de la energía psíquica, de la conciencia.
En el Raja-Yoga, vṛtti es un término técnico que designa las perturbaciones o alteraciones que afectan al contenido de la conciencia, donde el término consciencia indica un medio o contenedor de cualquier contenido mental, sean pensamientos o emociones. El alcance de este concepto es muy amplio, y se refiere no sólo a los pensamientos y percepciones experimentadas en un estado de vigilia normal, sino también a todas las percepciones, como los sueños (svapna) o en cualquier otro estado alterado de conciencia. Vṛtti también se traduce como “olas” u “ondas” de perturbación sobre las “tranquilas aguas” de la mente. La definición clásica de “Yoga”como se indica en los Yoga Sutras de Patañjalies Yoga citta-vṛtti-nirodhah. El Yoga es la inhibición (nirodha) de las actividades y de las modificaciones de la mente (vritti). Es decir calmar las “olas” (de la mente para volver a re-unirse (yoga = unión) con un estado de calma o samādhi. En los Yoga Sūtras se definen 5 clases de vṛttis:

  • pramāna: sentencia lógica o juicio válido al cual la experiencia o la experimentación le otorgan un valor verdadero.
  • viparyaya: juicio falso, erróneo o incierto. Conocimiento no objetivo, perverso. que no está fundamentado sobre la experiencia o la experimentación. (contrario de pramāna). En tanto que conocimiento erróneo o perverso (avidya), viparyaya forma parte de los 5 kleshas.
  • vikalpa: conceptualización o conocimiento indirecto basado sobre las palabras, lo que “se” dice o incluso en la imaginación que no se funda sobre la realidad.
  • nidrā: sueño, ensueños, somnolencia o incluso falta de atención.
  • smriti: impresiones acumuladas en la mente o en la memoria.

Vyāpti (व्याप्ति, vyāpti, f) Impregnación, inherencia. La presencia inherente e inseparable de la causa en un efecto (como el aceite en la semilla de girasol, el calor en un incendio, etc.). Impregnación universal, la concomitancia invariable, la distribución universal o el acompañamiento intrínseco que sigue la línea de causa a efecto (como el humo siempre es inherente al fuego o el fuego está siempre acompañado de humo, etc.).

Vyāsa. Nombre atribuido a numerosos autores o recopiladores de viejas obras sanscritas. Se reconoce como Veda-Vyāsa a quien compendió los Vedas. El carácter inmortal de su obra le valió el apodo de “Shashvata” (inmortal). Pero también se llamó Vyāsa a quien trascribió la odisea del Mahābhārata, al fundador de la filosofía del Vedānta, al compilador de los Puranas, etc. Los Puranas evocan por lo menos 28 Vyāsas que se manifestaron en diferentes épocas con el fin de recompilar los Vedas y de hacerlos conocer.

Vyoman (व्योमन् vyoman, n;  व्योम vyoma) Cielo, espacio, espacio aéreo, éter.

Vyoma chakra. (वयोम-छक्रे) : Vyoma, cielo, espacio, aire, vacío -en el sentido que en el aire no hay nada. [“El chakra donde se juntan los diferentes espacios, el lugar de reunión de los vacios”. En el entrecejo, porque es en este centro donde se unen los espacios (ida, pingala, sushumna) y donde también confluyen los cinco flujos (facultades sensoriales)”, citando en glosa a Brahmanānda, Tara Michaël, Hatha-Yoga-Pradipika, Fayard, Paris, 1974, pág. 255] En el chakra del entrecejo (ajña) se situa el triveni, la confluencia de idā, pingalā y sushumnā y luego la dispersión de los nadīs (mukta-trivení, nudo de dispersión).

Vyomavāmesh-varî. Primera corriente de energía del Pañchavaha. Es la energía suprema de la conciencia, equivalente a citshakti y caitanya donde la conciencia y la libertad soberana coinciden. Vyomavāmesh-varî esta dotada de autonomía y eficiencia, ella es la fuente de la vida. Vyoma significa vacio puesto que en ella no están presentes las modalidades de sujeto y objeto, pero desde que ella se manifiesta, esconde su verdadera naturaleza, que se transforma en vacio. Cuando ella deja la indiferenciación y se mueve hacia la actividad ella se llama khecarî.

Index glossaire
Lexique Sanskrit
Home