Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional (*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
Litha
21 de junio (H. Norte)
21 de diciembre (H. Sud)
 
 
 
Yoga y Tantrismo
aum
Seis Darshanas
Filosofia vedânta
Filosofia Samkhya
Bhagavad Gita
Historia del Yoga
El Yoga clásico
Diversos Yogas
Filosofía tántrica
Trika
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
El Hatha Yoga Pradipika
Los chakras y los nadis
El pranayama
• Los maestros modernos
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos samkhya y clásicos
Textos tántricos
Textos Hatha Yoga
glosario yoga
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
El Bardo Thödol en nuestro tiempo
Yama, el señor de la muerte.
 
Publicidad:

GLOSARIO YOGA DARSHANA - Letra P

Pañca (पञ्च, pañca, n). Cinco (numeral)

Pañchārthakrama. Clasificación de la escuela Krama correspondiente a la quintuple corriente de energías de manifestación de la conciencia en el mundo objetivo. En ella se ponen en relación las correspondencias entre los 5 niveles del Pañchavaha con otras clasificaciones: Avasthā, mudrā, Kalā, etc. A menudo se la representa como una rueda con 5 niveles cuyo centro es el “corazón” o el “trono”, donde radican las 4 vibraciones sutiles del sujeto (pramātri) anteriores a devenir conocimiento (pramāna). (Las vibraciones de pramātri devienen menos sutiles en la medida que se hacen más manifiestas)

Pañcārthakrama
  5 4 3 2 1
Pañcha-vaha- Bhū-carī Go-carī Dik-carī Khe-carī Vyomavāmeshvari
Ava-sthā- Jagrat Svapna Suṣupti Turiyā Turyātīta
Hz β α θ δ δ
  veille rêve sommeil profond    
  Srishti Sthiti Samhāra Anākhya Bhāsā
Mudrā Karankinī Krodhanī Bhairavī Lelihanī Khecarī
Chakra  Kanda Nābhi Hridaya Kantha Bhrū
Mudrā Karankinī Krodhanī Bhairavī Lelihanī Khecarī
Chakra  Kanda Nābhi Hridaya Kantha Bhrū
Siddha  Jñāna Mantra Melāpa Shakta Shambhava
Kalā Raudrī Vāmā Ambikā Jyeshthā Svara
Vāk Vaikharī Madhyamā Pashyantī Sūkshmā Parā
Prameya Pramāna pramātṛ Pramiti Paramashiva
Shakti Kriyā Jñāna Icchā Udyoga Prātibha
A à H KA à MA R Rr -  L Ll YA à HA Kālī de Â

Pañcavaha (पञ्चवह, pañca-vaha, m)   La quíntuple corriente de energías según la clasificación de la escuela tántrica Krama. En el siglo XII los filósofos tántricos de Cachemira discutían sobre el orden de aparicion de las energías del Pañcavaha. Algunos, como Ksemarāja invertían los términos gocari-dikari. Goraksha, autor del Maharthamañjarī, adoptó el orden de la escuela Krama (Pañcārthakrama) que es el siguiente:

1. Vyomavama (Ishvari), la potencia absoluta y soberana
2. Khecarī, la esfera de resonancia indiferenciada (nada)
3. Dikcari, la bienaventuranza y la felicidad (ananda)
4. Gokari, las fórmulas (mantras) y las nociones
5. Bhucari, pratyaya de los mantras (es decir, el objeto de los mantras).

Vyomavama, en tanto que energía suprema de la conciencia, es en sí misma indiferenciada porque en ella no está establecida la relación sujeto-objeto. Pero cuando se mueve (cari) hacia la manifestación pierde su verdadera naturaleza convirtiéndose en vacio (vyoma). Ella es entonces khecarī porque ella se refugia en la conciencia (khe, buddhi) del sujeto limitado. Cuando el sujeto y el objeto están en armonía, la consciencia es dikcarī y aparece como felicidad y bienaventuranza (ananda). Avanzando más en la diferenciación, la energía aparece bajo la forma de y asociada con los órganos internos (antahkarana), la conciencia es (gokari) y se manifiesta como voluntad (iccha). Ella es la que activa los órganos sensoriales que se orientan hacia el exterior (jñanendriya) y finalmente ella se pone en contacto con la existencia objetiva (prameva) y deviene bhūcari, la conciencia, que en esta etapa de la manifestion es bien activa y diferenciada, se mueve en la Tierra con sus sentidos físicos (karmendriya) activos.

Pāpa (पाप pāpa a) pecador, malvado, criminal, funesto, malo. (pāpā, m. pāpī, f) malhechor, cruel, criminal. (pāpa n) pecado, falta, mal, vicio, crimen. En general este término designa el mal, el pecado. Op. puṇya.

Parameshvara. [parama = lo que excede y supera, lo más alto, lo supremo, lo que trasciende todo y Ishvara = el señor, el dios]. Poder supremo que excede toda existencia y que escapa a toda definición. Mediante el poder y el control espiritual que ejerce sobre su propia fuerza manifiesta en la Naturaleza, preside todos los ciclos cósmicos y la evolución natural de todos los seres pertenecientes a esos ciclos. Parameshvara es el origen, a la vez el “padre” y la “madre”, el fundamento de la conciencia y del cosmos. Parameshvara se expande en los 5 flujos o corrientes vibrantes de Pañcha-vaha.

Paramaśiva (परमशिव, paramaśiva, n) Término que se aplica a lo supremo, lo más alto, lo que se identifica con Śiva y es Śiva mismo. Paramaśiva es la consciencia en sí misma y sin ningún atributo. En el sueño sin ensueños de la eternidad, el Ser reposa en su propia perfección, es sí mismo, inconsciente,  inanimado y sin ningún sentido. Bajo ese aspecto es Bhairava, el terrible que engendra lo viviente en una contradicción, el movimiento absoluto y sin referencias. Paramaśiva es el que no conoce, que no tiene devenir, que no sabe nada, sin historia y sin memoria. Śiva no tiene solamente que a sí mismo como causa, es lo único, el fin y el principio de todo, el punto de partida y de llegada al mismo tiempo, es el Ser que en sí mismo es todo lo que puede ser.

Param padam. Literalmente la “suprema morada” de Vishnu, que es al mismo tiempo “el más alto estado” del alma humana. Esta fórmula, que se encuentra en el “Katha Upanishad”, es la expresión mítica de la unión de Ātman y Paramātman, y ha servido después a los Dvaïtin para desarrollar su filosofía asignándola a una imagen de la Shruti. Según el punto de vista dualista, el bien supremo para el alma humana es una unión a Vishnu en su paraíso, el Vaikuntha, unión en la cual el alma es unida a dios pero permanece distinta de él. Para el Advaïtin, toda dualidad es ilusoria desde el comienzo y el bien supremo es la realización de esta no-dualidad esencial (advaita). El sí individual y el Sí universal son eternamente uno. (Tara Michaël, trad. Hatha-Yoga-Pradipika, Fayard, Paris, 1974, pág. 217)

Paricaya (परिचय, paricaya, m) Conocimiento adquirido con una práctica frecuente y por una acumulación de experiencia. Familiaridad y destreza obtenidas por la repetición de un acto. Es uno de los cuatro avasthās del yoga junto con arambha, ghata, y niṣpatti (Śiva saṁhitā, 3.32, 3.72; Haṭha-Yoga-Pradīpikā, 4.69 - 80).

Parināma (परिणाम, parināma, m) Crecimiento, madurez, envejecimiento, transformación, evolución. Resultado, consecuencia, desarrollo, fin. En la filosofía sāṃkhya es una posibilidad latente y el pariṇāmavāda se refiere a la evolución de las substancies (tattva) en contacto con puruṣa. En los Yoga-sūtras de Patañjali, el saṃyama parināma es una práctica de meditación progresiva que culmina en ekāgratā parināma donde se alcanza la esencia del objeto de meditación (sūtras 3.1 a 3.12).

Parināma-vāda (परिणामवाद, pariṇāmavāda, m) Teoría o doctrina de la evolución particularmente importante en el sāṃkhya. Según esta teoría, la consecuencia ya está contenida en estado latente en la causa, de manera tal que es suficiente un ínfimo factor exterior para desencadenarla. Causa y consecuencia son los estados manifestados o no manifestados y que existen como substancia en prakṛti. Toda “creación” o nacimiento es un estado de despliegue y de aparición mientras que toda destrucción o muerte es un estado de repliegue y de desaparición. En efecto, el Parināma-vāda es una teoría de evolución y de involución.

Nirodha-pariṇāma (निरोधपरिणाम) (m) “La reducción (nirodha) es una predisposición (samskāra) del mental que restringe las tendencias a la dispersión. Esta predisposición aparece cuando una impresión desaparece y otra ocupa su lugar (vyutthāna nirodha). La transformación del mental inducida por esta impresión es el nirodha parināma.” Yoga-sūtras de Patañjali, 3.9.
Samādhi-pariṇāma (समाधिपरिणाम) (m) “La regresión de las modificaciones mentales y la progresión simultánea del pensamiento hacia una sola dirección es el samādhi parināma.Yoga-sūtras de Patañjali, 3.11.
Ekāgratā-pariṇāma (एकाग्रतापरिणाम) (m) “La transformación del mental por la cual el objeto que perdura es siempre igual al objeto que se presenta (al momento siguiente), es el ekāgratā parināma.” Yoga-sūtras de Patañjali, 3.12.

Pigalā (पिंगला piṃgala f) Rojizo, cobreado, bruñido, bronceado, dorado. En yoga, la piṃgala o sūryanāḍī designa uno de los principales canales psíquicos (ḍīs) que llevan la energía sutil solar a todo el organismo, con el fin de equilibrar la vida en el cuerpo. Pingalā absorbe praṇa por la fosa nasal derecha, llamada a veces sūrya (Sol). Llena de ardor y de energía activa. Corresponde al sistema nervioso neurovegativo simpático, siendo idā el componente parasimpático.

Pradhāna (प्रधान, pradhāna, n) En la filosofía sāṃkhya es la naturaleza primordial (mūlaprakṛti) en tanto que principio pre-establecido e inerte previo a su evolución (pariṇāma) en fenómenos del mundo objetivo y material. Estado potencial de la prakriti donde la energía y la materia no están todavía diferenciadas. Estado de equilibrio de los guṇas.

Prajāpati. Lit. “el señor de las creaturas”. En los Vedas, se da este titulo a varias divinidades: Indra, Savitri, Hiranyagarbha,…Manu llama a Brahmā “creador” y a Prajāpati “el sustento (soporte) del Universo”.

Prājña (प्राज्ञ, prājña, m,f) Estado de la mente que corresponde al sueño profundo sin ensueños. La mente del durmiente está en el cuerpo causal (kāranaśarīra) y no puede discriminar ningún evento del mundo exterior. Ver avasthā, kośa, śarīra.

Prakāśa (प्रकाश, prakāśa, m) Iluminación, esplendor, resplandor, aclaración, elucidación, poder de revelación. En el śivaismo, prakāśa significa “la luz increada” o luz de la consciencia que es la esencia de Śiva. El Ser en sí mismo es sólo la luz de la consciencia, el primer y último resplandor de los estados subjetivos caracterizados por la libertad de la creación y de la destrucción. Los entes inconscientes, inexistentes por sí mismos, deben su existencia a la luz de la consciencia (prakāśa), sola e independiente, que se manifiesta tanto como ente que como no-ente. En la medida que las cosas son inconscientes e inexistentes puede surgir lo limitado y lo múltiple, aunque la multiplicidad sea irreal por ella misma. La variedad que los seres perciben en la realidad es solo existente en una consciencia alterada por la dualidad y la multiplicidad. Es de esa visión que el yogui debe liberarse unificándose con la luz de la consciencia. Esta es la relación vimarśa-prakāśa que el yogui actualiza en el “acto de toma de consciencia de sí”. Ver vimarśa.

Prakriti (प्रकृति prakṛti, f) forma natural, forma primitiva. Estado natural, condición natural. Fundamento, origen, naturaleza, causa de la manifestación. Energia fundamental y segundo tattva del sistema Sāṃkya. Opuesto a purusha, que es informal y sin atributos. Todo universo creado proviene de prakriti. Asociado a Shakti en las escuelas tántricas.] [Lit. “naturaleza, materia”. Materia original de la que está hecho el universo. Su estructura se organiza alrededor de los tres Gunas (Tamas, Rajas y Sattva). Según la filosofía Sāmkya que la designa también con el nombre de pradhāna. Prakriti posee una realidad: ella es la que crea el mundo del pensamiento y de los fenómenos gracias a la proximidad de purusha. Para el advaita-Vedanta, en revancha, la materia no posee ninguna realidad definitiva, puesto que ella puede ser percibida solamente en el estado de vigilia (jāgrat) o de ensueño (svapna), pero no en los estados de sueño profundo (sushupti) ni en el estado de turīya. El advaita-Vedanta reconoce como real solamente lo que tiene una realidad permanente en los cuatro estados de la consciencia (Ver avasthā) DSO,435] [Bhāva, naturaleza innata, naturaleza mística no debe ser confundida con prakriti (…), naturaleza en la etapa empírica, puesto que bhāva es idéntica a svarupa, la esencia del Yo y del Señor en el nivel supremo. (Lilian Silburn, trad. del SK, 97)]

Pralaya. Literalmente “disolución”. Al final de un Kalpa (ciclo cósmico), el mundo de las manifestaciones se disuelve, cambia de estado, pasada del estado de manifestación a la no-manifestación, es decir, al estado de potencialidad a partir del cual surgirá un nuevo universo. La noción de creación, tal como figura en el Viejo Testamento, es ajena al hinduismo, en el cual se la sustituye por una sucesión cíclica de manifestaciones y no-manifestaciones, que llevan en sí el germen de nuevas manifestaciones (y sus correspondientes absorciones en no manifestaciones). Al estado entre una manifestación y otra se le denomina pralaya.

Pramā. (प्रमा, pramā, f) Literalmente “conocimiento válido o verdadero”. En la filosofía occidental es un término que corresponde a un concepto de la epistemología y de la teoría del conocimiento. En la teoría del conocimiento hindú hay una tríada de conceptos que expresan la relación entre el sujeto y el objeto de conocimiento. pramātṛ (el conocedor o sujeto de conocimiento). Prameya (lo conocido u objeto de conocimiento) y Pramāna (la comunicación o el medio en común entre el sujeto y el objeto de conocimiento).

Pramāna (प्रमाण ) Literalmente “conocimiento verdadero, prueba”. Medio de llegar a un conocimiento justo, como por ejemplo la percepción sensorial, (pratyaksha), el testimonio oral adecuado a la realidad, la deducción lógica, o la corroboración por medio de los Vedas. Pramana es una palabra con significados múltiples en la que subyace una idea de medida, de exactitud y de justicia. Según el contexto, puede traducirse como: tamaño, talla, capacidad, longitud, masa, duración, modelo, autoridad. Prueba, conocimiento justo y correcto. Medio para llegar a un conocimientos justo, por ejemplo: la evidencia, la deducción lógica, etc *479 [En la filosofía tántrica, Pramāna es la actividad cognitiva que se extiende entre el universo objetivo conocido (prameya) y el puro sujeto consciente (pramātṛ) entre los cuales actúa como intermediario. Pramāna designa aquí a la actividad que reúne todos los datos dispersos de los órganos sensoriales y los concentra sobre el sujeto que los percibe, siendo así la transición entre la vía inferior del individuo y la vía superior de Shiva, donde se ejerce la toma de consciencia (vimarshopāya). Vimarshopāya no se expresa solamente en los sentimientos y en la sensibilidad puesto que ella puede quedar aislada como puro conocimiento. Es por eso que en la shaktopāya (vía preconizada por la escuela Krama) se pone también en obra una adoración ferviente. El conocimiento es puesto en obra bajo la forma de una adoración ferviente (pūjā)]

pramātṛ (प्रमातृ, pramātṛ, av) Literalmente “agente o sujeto del conocimiento (pramā)”. Sujeto conciente cuya vibrante toma de conciencia refleja la aparición del universo. En la teoria del conocimiento de las escuelas tántricas trika se reconocen tres grados de conciencia: pramātri : conciencia subjetiva, pramāna : conciencia cognoscitiva y prameya : conciencia objetiva.

Prameya. Es un adjetivo verbal (a.v.) que indica lo que debe ser medido, probado, demostrado, puesto en claro. En la filosofía indica el universo objetivo a conocer. En la teoría del conocimiento es el objeto de conocimiento, lo que hay que demostrar. Se opone a pramātṛ que es el sujeto consciente.

Prāṇa (प्राण, prāṇa, m) Aliento, respiración, energía vital, y por extensión, designa a toda persona o cosa valiosa para la vida. En los contextos chinos y japoneses se habla de Qi (chi o ki), la energía vital que está en todas las formas orgánicas de vida. En forma general, se refiere al aliento de vida, que da vigor, energía y poder. Patañjali trata del prāṇa en el cuarto miembro o parte de los Yoga Sutra. En el Haṭha-Yoga Pradipika, todo el capítulo II está dedicado al prāṇāyāma. El prāṇa es sentido como una especie de fluido (vāyu) que circula por los nādis (canales sutiles que se encuentran en el interior del cuerpo físico y que no son visibles ni detectables materialmente). En las prácticas de yoga se suelen distinguir cinco prāṇas o vāyus (Prāna, Apāna, Samāna, Udana et Vyāna) a los que se les atribuye diversas funciones fisiológicas y sensaciones específicas inherentes.

Vāyu

Principales funciones

Apāna

Vāyu de la expiración, corresponde al chakra Mūlādhāra situado en el perineo, es el vāyu de la excreción, que gobierna las energías de la parte inferior del cuerpo
Vyāna Vāyu de la distribución, corresponde al chakra Svādhisthāna situado en el pubis. Gobierna la circulación y la difusión de la energía sutil en el cuerpo.
Samāna Vāyu de la asimilación, corresponde al chakra Manipūra. Gobierna la energía gástrica, de la digestión y también a los ojos. Es el chakra Manipūra que conviene activar cuando se quiere fusionarlo con los Vāyus Prāna y Apāna.
Prāna Vāyu de la inspiración, corresponde al chakra Anāhata del plexo del corazón. Gobierna las funciones de respiración y absorción. También se relaciona con el sexo y las emociones.
Udana Vāyu de la expresión, corresponde al chakra Vishuddha, situado en la garganta en la región del plexo laríngeo, tiene un sentido ascendente y gobierna la deglución y palabra pero también concierne al sentido del oído y a las orejas.

Prāṇamayakośa. Se llama prāamayakośa al cuerpo, envoltorio o vaina (kośa) constituido por la vitalidad, la energía vital (prāna) que anima al cuerpo físico denso (annamayakośa o sthūlaśarīra) y que concierne a las funciones fisiológicas. Está compuesto principalmente por los cinco alientos vitales primarios (prānas o vāyus) y las cinco facultades de acción física (karmendriyas). El prānamayakośa es el primer kośa del sūkshmaśarīra, formando el enlace entre éste y el cuerpo denso (sthūlaśarīra).

Praṇava (प्रणव, praṇava, m) Término que suele designar la sílaba mística y sagrada « OM »  Según los Yoga Sūtras de Patañjali, Īshvara se expresa en las sílaba OM (Yoga Sutras, 1.27,28) y recitada como un mantra hace persistir en la consciencia el objeto de meditación. Se llama dīrgha-pranava (dīrgha : extensión, duración) a la prolongación de la vibración sonora durante su pronunciación en forma de bordoneo. Según el yoga tántrico, cuando se canta esta silaba se la debe sentir partiendo del corazón (fonema A) después a través de la vía del medio (suṣumnā) accediendo a la garganta a través del chakra viśuddha y ascendiendo hasta el paladar haciéndolo vibrar. Manteniendo esta vibración ella monta y hace vibrar el chakra bhrūmadhya (ājña o chakra entre las cejas) y su vibración sutil se expande por todo el cráneo hasta la cima (el cakra sahasrara y el brahmarandra).

Prāāyāma (प्राणायाम, prāṇāyāma) Literalmente significa el dominio del prāa. Es la cuarta etapa del Rāja Yoga, que consiste en ejercicios respiratorios combinados con la concentración o con algún mantra. Uno de los ejercicios prāṇāyāma más conocido es nadī  shodhana con respiración alternada, dividiendo el ciclo de la respiración en cuatro fases: pūraka (inspiración), kumbhaka (retención del aliento en el interior del cuerpo (jiva), recaka (expiración) y bāhya-kumbhaka retención exterior del aliento con los pulmones vacíos.

Pratibhā (प्रतिभा, pratibhā, f) Inteligencia, capacidad imaginativa, creatividad, inspiración, genio, musa poética. En yoga significa la experiencia directa, revelación sutil en sentido global de un estado superior de consciencia. Receptividad instantánea de una totalidad que puede ser completada por la experiencia sensible.

Pratītyasamutpāda (प्रतीत्यसमुत्पाद, pratītyasamutpāda, m) Coproducción condicionada u origen condicionado. Concepto budista de la ley la causalidad que involucra la condicionalidad, la dependencia y la reciprocidad, indicando que todos los dharmas (cosas) son originados como consecuencia de otros dharmas: “Si esto existe, aquello existe; si esto deja de existir, aquello deja de existir”. En la práctica eso se aplica también a los duḥkhas (penas y sufrimientos)y a la cesación de los duḥkhas. En el budismo, este principio a de los doce eslabones de la cadena de causas que originan los ciclos interminables de renacimientos. Al romper la cadena, se produce la liberación de los duḥkhas y se alcanza la liberación. Todo, excepto el nirvana, es la consecuencia de pratītyasamutpāda.

Pratyabhijña (प्रत्यभिज्ञा,  pratyabhijñā, f) Reconocimiento. Escuela de shivaismo de Cachemira.

Pratyāhāra (प्रत्याहार, pratyāhāra, m)  Hecho de retirar (las tropas de una batalla). Retirada, retiro. Abstracción, reabsorción, disolución (del mundo). En el Raja-Yoga el pratyāhāra se refiere a una retracción del pensamiento. Es el nombre del quinto miembro (aṅga) de los ocho del Rāja-yoga. Su práctica consiste en abstraer totalmente los sentidos físicos de los objetos sensibles, con el fin de no distraer la mente y poder concentrarla en el objeto mismo (pratyaya) Este ejercicio es una condición indispensable para una correcta concentración (dhārana), etapa siguiente en el Rāja-yoga.

Pratyaksha. (n) Evidencia. Percepción directa por los sentidos. (a) Lo que está ante los ojos (gen), visible, perceptible, claro, manifiesto, directo e inmediato. Verdadero, real, actual.

Pratyaya (प्रत्यय, pratyaya, m) Creencia, convicción firme, fe, confianza. Seguridad, prueba. Concepción, opinión, idea, concepto, etc. Conocimiento, experiencia, razón, causa, motivo. En la filosofía sāṃkhya, pratyayasarga es el ciclo de creación o evolución natural de la materia (prakṛti) a través de buddhi. En el Raja-Yoga el pratyaya indica todo contenido del mental como objeto de conocimiento o de meditación en pratyāhāra y dharāna.

Pṛthvī (पृथ्वी, pṛthvī, f) La Tierra (incluso como elemento la tierra como elemento alquímico). En los Vedas, Pṛthvī encarna la madre de todos los seres, a la que se invoca al mismo tiempo que al Cielo. En la filosofía sāṃkhya, la tierra (pṛthvī) es uno de los cinco grandes elementos (mahābhūta).

Pūraka (पूरक, pūraka, m) Acción de llenar, completar, repletar. En el prāṇāyāma designa la acción de inspirar y llenar los pulmones de aire. (ver prāṇāyāma, kumbhaka, recaka)

Purāna.(पुराण) Literalmente significa “anciano, viejo”. Hace referencia a un vasto género literario hindú que cubre un amplio rango de tópicos, particularmente mitos, leyendas y otros relatos tradicionales. Estan compuestos principalmente en sánscrito, pero también se hallan en otras lenguas regionales. Los purānas, en tanto que “viejos libros o colección de relatos”, son diferentes de los viejos itihāsa, que describían las acciones legendarias de los héroes humanos. Los dieciocho purānas (maha-purānas) y los dieciocho upa-purānas (purānas anexos) que les son subordinados, evocan ciertas leyendas que ponen en escena a los dioses. Inspirados por el amor de dios (bhakti), ellos constituyen los textos principales de los adeptos de Vishnu, Shiva y Brahmā. Según la divinidad concernida, se los divide en Vaishnava-purāna, Shaiva-purāna y Brahmana-purāna.

La religión de los Vedas revela una espiritualidad profunda detrás un simbolismo natural difícil a comprender por la gente simple del pueblo que limitaba su veneración a los aspectos exteriores de la naturaleza. Los purānas hicieron más accesible el carácter simbólico de la Trimurti, trinidad compuesta por los tres personajes: Brahmā (por quien todo nace), Vishnu (por quien todo es conservado) y Shiva (por quien todo es destruido, incluso el bien, el mal y la ignorancia), satisfaciendo así las necesidades de religiosidad de la población. Los purāna mitológicos constituyen un verdadero tesoro de la religión hindú. Todavía hoy, ellos representan una riqueza viviente para la fe de los hindúes. Los seis vaishnava-purāna se titulan: Vishnu-purāna, Bhāgavata-purāna*, Padma-purāna*, Nārada-purāna, Garuda-purāna y Varāha-purāna.
Los seis Shaiva-purāna se titulan: Matsya-purāna, Linga-purāna, Skanda purāna, Shiva-purāna, Kurma-purāna y Agni-purāna (en lugar del Agni-purāna se suele encontrar el Vāyu-purāna, el más viejo de los purāna).
Los seis Brahmana-purāna son : Brahma-purāna, Brahmavaivarta-purāna, Vāmana-purāna, Brahmanda-purāna, Markandeya-purāna y Bhavishya-purāna.
Los más famosos y populares son el Vishnu-purāna y el Bhāgavata-purāna que cuentan la historia de Krishna. Son ellos que ejercieron y ejercen todavía la más fuerte influencia sobre la creencia de los hindúes.

Todos los Purāna estan compuestos en versos (entre 5600 y 81000 versos dobles) reproduciendo un dialogo entre un maestro iluminado y su discípulo. Sobre ese dialogo principal se insertan otros diálogos e intervenciones de otras personas. Cada Purāna debe respetar 5 características (pañcha-lakshana) representando los siguientes temas: 1. La creación; 2. La destrucción y la renovación del mundo; 3. La genealogía de los dioses y de los héroes; 4. El dominio ejercido por los Manu en los diferentes estados de la evolución humana y 5. La vida y las obras de los descendientes de los Manus. Pero en realidad, no todos los purānas respetan la regla de los 5 lakshanas.

La redacción del Vāyu-Purāna data del siglo VI mientras que otros textos podrían haber sido compuestos entre los siglos XIII y XVI. Si bien la fecha de redacción puede ser incierta, algo es seguro: todos los textos han sido objeto de modificaciones, puesto que ellos tienen una numeración de conjunto dada a los puranas.

Fuera de los dieciocho maha-puranas y los dieciocho upa-puranas, existen igualmente los sthala-purāna que son consagrados a la evocación de la historia y de los méritos de los lugares sagrados (sthala), donde la recitación de los purānas constituye una parte importante del culto cotidiano. El conjunto de los purāna representa una especie de enciclopedia de las formas de la religión hindú con las innumerables tradiciones que se entremezclan, se cruzan y se superponen” (Mario Vallauri)] (DSO, 442, 443)

El Kurma Purāna (कूर्म पुराण, Kūrma Purāṇa) es uno de los dieciocho maha-purānas, los textos sagrados hindúes. Se cree que han sido narrados directamente por Vishnu al sabio Narada, y contiene detalles acerca de Kurma Avatar.

Puruṣa (पुरुष puruṣa, m) Literalmente “hombre, macho, ser humano, héroe, persona de sexo masculino, espíritu, principio vital. Ser supremo”. En psicología se refiere al “ego puro”, es decir, al “sí mismo” en tanto que principio esencial no manifestado, primer tattva del sistema Sāmkhya, el Hombre esencial. En las escuelas tántricas, es el 12° tattva cuando no está asimilado a Shiva. [Purusha es una de las dos entidades (la otra es Prakriti) reconocidas por la filosofía Sāmkhya. Purusha es considerada como el “yo transcendental”, el “Absoluto”, la “consciencia pura”. Purusha es el “espectador” que asiste a las mutaciones de la naturaleza (prakriti), bien que el universo surge de la unión de Purusha y Prakriti. En el Vedanta, Purusha es asimilado a Âtman y a Brahman.

Index glossaire
Lexique Sanskrit
Home