Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
La Videncia y las Mancias
Magia natural y Wicca
El Fedro de Platón
Adivinacion en la historia
Predicciones y augurios
Jung y la sincronicidad
Coincidencias significativas
Contradicción del oráculo
Contacto
 
samhain
1° de noviembre (H. Norte)
1° de mayo (H. Sud)
 
N° de visitas: 3187572
N° de visitas de hoy: 1406
N° de conectados: 8
Yoga y Tantrismo
aum
La Filosofía hinduísta
Los darśanas ortodoxos
Filosofia vedânta
Filosofia Samkhya
Historia del Yoga
El Yoga clásico
Diversos Yogas
Filosofía tántrica
Trika
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
El Hatha Yoga
Los chakras y los nadis
El pranayama
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos
• El Bhagavad Gita
El Bhagavad Gita
Textos samkhya
Yoga sutras de Patañjali
Textos tántricos
Textos Hatha Yoga
glosario yoga
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
Bardo Thödol actualmente
Yama, señor de la muerte.
Publicidad:

El Haṭha Yoga

La práctica del yoga en occidente

hatha yoga pradipikaFuera del ámbito de la cultura hindú, hablar de yoga en nuestra vida corriente, significa generalmente referirse al haṭhayoga. Pero éste es, sin embargo, un sistema particular de yoga propagado por un discípulo del swāmī Gorakhnath, el swāmī Svātmārāma (siglo XV), el supuesto autor de la Haṭha Yoga Pradīpika, uno de los tratados fundamentales sobre del yoga. Los otros dos tratados importantes son la Śiva saṁhitā y la Gheraṇḍa saṃhitā.

El haṭhayoga se ha vuelto muy popular como práctica de ejercicios puramente físicos, pero si éstos se desprenden de su propósito original de liberación espiritual (kaivalya) sólo se ha hecho la mitad del camino planteado por el haṭhayoga en sus textos básicos, que proponen una vía completa de realización.

En la continuidad con el rāja-yoga y el yoga tántrico

Este éxito del haṭhayoga se debe al hecho de que, a diferencia del Yoga Sūtra de Patañjali, rājayoga o en “ocho grados” (aṣṭāṅga), los textos de referencia del haṭhayoga (Haṭha Yoga Pradīpika, Śiva saṁhitā, Gheraṇḍa saṃhitā),  son de naturaleza eminentemente práctica y dan una amplia cabida a las posturas físicas (āsana) y al control de la respiración (prāṇayāma). Pero éstos son solamente los grados tercero y cuarto del yoga de Patañjali. Además, en occidente, muy a menudo también se descuidan  las técnicas difíciles (los bandha, las mudrās, la visualización de las energías en el cuerpo, la escucha del sonido interno) y las disciplinas de concentración, meditación y éxtasis (samādhi), que también forman parte del haṭha-yoga, lo que lleva la reaparición del rāja-yoga y del yoga tántrico, reconciliándolo con  su aspiración a la Liberación espiritual.

Dice la Haṭha Yoga Pradīpikā : “No hay éxito en el Rāja-Yoga sin el Haṭha-Yoga ni éxito en el Haṭha-Yoga sin el Rāja-Yoga. Por eso es que ambos deben practicarse por igual hasta que el éxito completo sea alcanzado” (§ 2.72) Y también, “yo pienso que aquellos que practican solamente el Haṭha-Yoga ignorando el Rāja-Yoga, realizan esfuerzos infructuosos. (§ 4.79).

Formas y beneficios de la práctica del haṭhayoga

En Occidente, la gran mayoría de las sesiones de yoga giran en torno a una serie de posturas organizadas según los niveles de los participantes y el propósito de la sesión (Bhavana). La respiración puede ser rítmica dentro de las posturas (como es el caso en el yoga dinámico) o concentrada durante un tiempo determinado. La sesión suele terminar con un momento de relajación. Estos tres constituyentes se pueden organizar de maneras muy diferentes según la escuela, la hora del día, la edad y la expectativa de los participantes y del instructor. Con menos frecuencia, se pueden recitar o leer extractos de Yoga Sutra, aunque este paso es más común en su contexto original, en la India.

La práctica occidental de haṭha-yoga es una búsqueda de la unidad de todas las expresiones físicas y psíquicas que conforman el ser humano. La práctica enfatiza la experimentación de opuestos complementarios, tales como: femenino / masculino, movimiento / quietud, inspiración / expiración, resistencia / renuncia. Postura, respiración, meditación, pueden practicarse individualmente, combinadas o las tres simultáneamente. Con madurez y dificultad creciente, combinan dos: posturas / respiración o posturas / meditación, y luego las tres: posturas / respiración / meditación.

Las posturas (āsana)

Cualquier postura (āsana) que el cuerpo adopte será yoga, siempre y cuando la intensidad respete la satisfacción que surgirá de esta práctica. La no violencia hacia el propio cuerpo, la humildad, son principios que evitan confundir el yoga con la acrobacia o el contorsionismo. Las posturas pueden ser estáticas. Cuando ellas son dinámicas, se pueden practicar de acuerdo con una secuencia precisa, a menudo de acuerdo con un orden respiratorio particular.

Se necesita algo de experiencia para adoptar una postura en una relajación “estructurada”, con respiración regular y una buena alineación vertebral coordinada con alineamientos de los otras partes del cuerpo.

Las posturas tienen un impacto en el organismo, entre los más notorios:
• En tanto que estiramiento, promueven la relajación muscular y alivian el dolor por tensión.
• Masajeando los órganos internos, mediante compresión y descompresión sucesivas.
• En tanto que concentración, aumentan el autoconocimiento del cuerpo. Para poder contraer ciertos músculos necesarios para una postura se deben relajar otros músculos y a la inversa

El control del aliento (prāṇayāma)

Se exploran las cuatro fases básicas de la respiración: pūraka (inspiración), kumbhaka (retención del aliento en el interior del cuerpo (jiva), recaka (expiración) y bāhya-kumbhaka retención exterior del aliento con los pulmones vacíos.
Estas técnicas de prāṇayāma permitirían el desarrollo de la concentración al disminuir la dispersión mental, y cuando se haya establecido una base suficiente de memoria, el cuerpo y la mente podrían adquirir nuevo vigor y vitalidad al aprovechar la energía del cuerpo (prāṇa).
También promoverían la capacidad de lidiar con el estrés al tomar conciencia del ritmo irregular de la respiración, para llevarlo a un ritmo más lento.

Relajación

Se podría decir de relajación que es una antesala del samādhi o un entrenamiento de meditación. Esta fase, que generalmente concluye la sesión, se lleva a cabo en una posición sentada o acostada, y tiene como objetivo el surgimiento de un sentimiento de paz. Se acompaña de respiración lenta y profunda, sugerencias o sonidos suaves. La relajación se prepara para la meditación. La meditación según sea objetiva o no, y / o volitiva o no, alcanza diferentes niveles.

Meditación

La concentración postural o respiratoria incluirá varios aspectos como la velocidad, la habilidad y la coordinación. Desde el punto de vista del yoga, perseverar en la estabilidad postural, promueve la concentración y, a largo plazo, promueve la estabilidad psicológica. La práctica regular de āsana y prānāyāma realizadas en una atmósfera tranquila y no competitiva, conduce a un momento de silencio, de cese de las perturbaciones de la mente. En esto, el haṭha-yoga se considera una fase preparatoria para la meditación profunda.

Textos

Haṭha yoga pradīpikā
Śiva saṁhitā
Gheranda saṁhitā
Yoga sutras de Patañjali
El Vijñāna Bhairava
La Ṣaṭ Cakra Nirūpaṇa