Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
lughnasadh
1° de agosto (H. Norte)
1° de febrero (H. Sud)
 
N° de visitas:2347663
N° de visitas de hoy:724
N° de conectados:16
 
 
Yoga y Tantrismo
aum
La Filosofía hinduísta
Los darśanas ortodoxos
Filosofia vedânta
Filosofia Samkhya
Bhagavad Gita
Historia del Yoga
El Yoga clásico
Diversos Yogas
Filosofía tántrica
Trika
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
El Hatha Yoga Pradipika
Los chakras y los nadis
El pranayama
• Los maestros modernos
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos samkhya y clásicos
Textos tántricos
Textos Hatha Yoga
glosario yoga
 
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
Bardo Thödol actualmente
Yama, señor de la muerte.
 
Publicidad:

La práctica del prāṇāyāma

La importancia de una buena respiración para la salud física y mental

La respiración no solo liga entre sí los diferentes planos de nuestro ser interior sino que también concierne a nuestra existencia comunicándonos con el mundo exterior. El cuerpo y sus energías, los pensamientos, el espíritu (y aún más para aquellos que creen), todos están ligados e imbricados entre sí. Los tattvas no son independientes los unos de los otros. Cada vez que respiramos hacemos una ida y vuelta entre interior y el exterior. Por la respiración podemos intercambiar armoniosamente con el exterior, haciendo bien las cosas. Así, es fácil de comprender la importancia de una buena respiración cuando se sabe que ella regula todas las energías del cuerpo y de la mente.

El nadī śodhana,  purificación de los nadīs

Para conseguir, mejorar y mantener una buena respiración es conveniente de practicar el nadī śodhana dos o tres veces por día durante 10 o 15 minutos por lo menos. Se trata de una respiración básica que sirve para purificar y equilibrar las energías. El nombre nadī  śodhana se lo puede traducir como purificación de los nadīs. Consiste en respirar alternativamente por una u otra fosa nasal. Es eficaz para obtener una buena salud y un equilibrio nervioso estable. Ella permite a los insomnes de dormir como a los hipertensos de relajarse. Pero también puede aportar un conocimiento más profundo de sí mismo y además es un elemento importante para obtener una buena concentración (dhāranā).

En el Hatha Yoga Pradīpikā, (capítulo 2) se indica lo siguiente:
“7. Se debe inspirar (pūraka) a través de la fosa nasal izquierda (chandra, idā) y, tras contener .la respiración (kumbhaka) lo máximo posible, se ha de expirar (rechaka) por la fosa nasal derecha (sūrya, pingalā).
8. A continuación se debe inspirar (pūraka) por fosa nasal derecha (sūrya, pingalā), practicar la retencion del aire (kumbhaka) como antes, y finalmente expirar (rechaka) por la fosa nasal izquierda (chandra, ida).
9. Después de una exhalación (rechaka) por una sola fosa nasal le debe seguir una inhalación (pūraka) por la misma fosa nasal, y la respiración debe ser contenida lo máximo posible (kumbhaka), exhalando el aire lentamente y sin esfuerzo por la otra fosa nasal.
10. Si se inhala el aire por la fosa nasal izquierda, debe ser expulsado de nuevo por la otra fosa nasal después de haber retenido el aire lo máximo posible. Llenar otra vez de aire a través de la fosa nasal derecha, reteniéndolo en el cuerpo, debe ser expulsado después por la fosa nasal izquierda. Practicando de esta manera, a través de la fosa nasal izquierda y derecha alternativamente, el sistema completo de nadīs de los yamīs (quienes practican Yama) deviene limpio, es decir, libre de impurezas.”

Procedimiento: el prānāyāma se realiza sentado en siddhāsana, padmāsana o en otro āsana confortable. Se respira cerrando alternativamente las fosas nasales con los dedos de la mano derecha, el pulgar la fosa nasal derecha, el anular la fosa nasal izquierda. Los dedos mayor e índice apoyados en la frente. (Se puede adoptar otra posición de los dedos diferente a la indicada, y en la cual uno se sienta cómodo). Se comienza con una expiración por las dos fosas nasales y se termina después de una inspiración por la derecha expirando por las dos fosas nasales.

El tiempo de la respiración: al principio pueden omitirse las retenciones de aire (kumbhaka), para ir agregándolas en la medida que se vaya perfeccionando el prāṇāyāma. Los ritmos simples son:
1) 1 tiempo de inspiración, por ejemplo 4 segundos y 2 tiempos de expiración, es decir 8 segundos.
2) La misma cosa que lo precedente agregando una retención de aire con los pulmones llenos (kumbhaka) que será igual al doble del tiempo de expiración. En nuestro ejemplo: inspiración, 4 segundos, retención 16 segundos, expiración 8 segundos.
3) Igual a lo precedente, agregando un tiempo de retención con los pulmones vacíos (bāhya-kumbhaka). En nuestro ejemplo: En nuestro ejemplo: inspiración, 4 segundos, retención del aire 16 segundos, expiración 8 segundos, retención con los pulmones vacíos 4 segundos.
Cuando se obtiene un dominio completo de esta secuencia se pueden agregar segundos, siempre y cuando la respiración se mantenga confortable y que se siga el ritmo de las fases 1 :: 4 :: 2 :: 1 ; en lugar de segundos también se puede utilizar el ritmo cardiaco marcado por los latidos del corazón.
Los ojos deben permanecer cerrados y fijos en un punto interior, en la frente, donde se apoyan los dedos mayor e índice.

El mantra: Para acentuar la concentración se recomienda pronunciar mentalmente el mantra “Yam” cuando se inspira con la fosa nasal izquierda y “Ram” cuando se inspira con la fosa nasal derecha. Si hay retención con los pulmones llenos se resta con la vibración del mantra utilizado durante la inspiración.

Visualizaciones: La más simple es de ver el aire que se absorbe durante la inspiración por una fosa nasal descendiendo a lo largo de la columna vertebral hasta el testículo u ovario del lado contrario de dicha fosa nasal cambiando de lado en el jukta-triveni del chakra mūlādhāra. Durante kumbhaka visualizar el aire en el abdomen y el torso o en los chakras en forma de energía. Durante la expiración, ver el aire que sube a lo largo de la columna vertebral hasta la fosa nasal para exhalarlo del lado opuesto a aquella donde se lo inspiro.
Para quienes están acostumbrados, pueden visualizar el aire siguiendo el trayecto serpentino de los de los nadīs y vitalizando los chakras durante el kumbhaka y rechaka. El nadī pingalā visualizado con color solar y el nadī idā con color lunar.

Duración del ejercicio: Debería hacerse este ejercicio en una sesión de por lo menos 10 minutos sin interrupción. Y se pueden hacer varias sesiones en el día.

Precauciones particulares: en el caso de retenciones prolongadas hay que utilizar las tres contracciones (bandhas) principales:
- contraccion anal (mūla bandha, concierne el chakra mūlādhāra)
- contraction abdominal. (uddiyāna bandha, concierne el chakra manipūra)
- contraction de la garganta. (jālandhara bandha, concierne el chakra vishuddha)

Contra-indicaciones: son las habituales. En el caso de problemas cardiacos o pulmonares hay que disminuir o eliminar las retenciones del aliento (kumbhaka, bāhya-kumbhaka). Pero una respiración alternada y confortable puede hacerse. En el caso de presentarse alguna patología, es necesaria una consulta médica. Si hay dudas, es aconsejado de solicitar la guía de un profesor de yoga competente, que sepa evaluar los trastornos presentes y aconsejar sobre que ejercicios pueden hacerse y los que deben evitarse.

Existen muchas variantes de los ejercicios de prānāyāma tanto en lo que concierne al pasaje del aire por las fosas nasales como al ritmo de la respiración. La exposición anterior es solamente un ejemplo que sigue las indicaciones más clásicas. También se pueden utilizar otros mantras y otras visualizaciones según el criterio de un guía competente y de una enseñanza oral. En buenas condiciones, estos ejercicios pueden ser practicados con asiduidad. Mientras más se practiquen los resultados serán más efectivos y durables.