Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
La Videncia y las Mancias
Magia natural y Wicca
El Fedro de Platón
Adivinacion en la historia
Las artes adivinatorias
Jung y la sincronicidad
Coincidencias significativas
Contradicción del oráculo
Contacto
 
Litha
21 de junio (H. Norte)
21 de diciembre (H. Sud)
 
N° de visitas: 3611406
N° de visitas de hoy: 233
N° de conectados: 19
I CHING
I Ching Trigramas
La sabiduría del I-Ching
La philosofía del I-Ching
El Yin-Yang en el I-Ching
La escuela de Confucio
El Shu Jing
Los Cinco Elementos
Adivinación y gobierno
El taoismo de Lao-tse
El Tao en el confucianismo
El taoismo de Zhuangzi
La oposición de Mozi
La historia de la China
Cronología de las dinastías
Resúmen historia china
Traducciones del I-Ching
Historia hexagramas
Indice de los hexagramas
Texto de los hexagramas
Trigramas y hexagramas
Comentarios del I Ching
¿Como tirar el I-Ching?
Interpretación
Tirar el I Ching on line español
Tirada Flash I Ching español
I Ching en version PDF español
Tirage Yi King Français francais
Flash Yi King Français francais
Yi King version PDF francais
• El secreto de la flor de oro
La astrologia china
calcular signo del zodiaco
 
 
Publicidad:

irrupcion

43. KUAI, LA IRRUPCIóN (La resolución)

Trigramas:
Superior: Tui Lo Gozoso, Lago
Inferior: Ch’ien Lo Creativo, Cielo.

El hexagrama significa, por un lado, un avance después de una larga tensión acumulada, como la brecha que hace un río crecido a través de sus presas, o como la nube que se descarga en un chubasco. Por otro lado, relativo a las relaciones humanas, es el momento en que los hombres vulgares están desapareciendo gradualmente. Su influencia disminuye y la acción resuelta que causa el cambio de condiciones produce avances repentinos. Este signo está adjudicado al 3er mes (abril-mayo)

EL JUICIO:

“La irrupción. Resueltamente uno debe dar a conocer el asunto en la corte del rey. La verdad debe ser proclamada. Peligro. Es necesario avisar a su propia ciudad. No es oportuno recurrir a las armas. Es ventajoso emprender algo.”

A veces en una ciudad, sólo un hombre vulgar que tenga una posición dominante, puede subyugar a los hombres nobles. Si el corazón alberga una sola pasión, ésta puede llegar a oscurecer la razón. Pasión y razón no existen cada una por su lado, sino que luchan sin cuartel para que prevalezca el bien en la clase dominante. En una lucha decidida del bien contra el mal hay reglas absolutas que no pueden ser ignoradas si uno quiere triunfar.
La resolución debe basarse en una unión de fuerza y amistad. Un compromiso con el mal no es posible. Lo malo siempre debe ser rehusado abiertamente, bajo cualquier circunstancia. Ni las propias pasiones ni los defectos deben permitirse.
La batalla no debe ser conducida con violencia. Dondequiera que se detecte el mal, si se piensa recurrir a las armas y si uno se complace recurriendo a la fuerza, respondiendo a un golpe con otro golpe, uno lleva las de perder implicado en un juego de odio y pasión. Por eso es importante comenzar arreglando sus propios asuntos y ocuparse de los propios defectos que se han descubierto en sí mismo. Así, al no encontrar adversarios, la fuerza del mal se contrarresta por sí misma.
Incluso nuestros propios defectos no deben ser combatidos directamente: mientras luchemos contra ellos, ellos serán victoriosos. La mejor manera de combatir el mal es un progreso enérgico del bien.

LA IMAGEN:

“El lago se elevó en el cielo, imagen de la irrupción. Así, la noble riqueza se dispensa hacia abajo, temiendo detenerse en su virtud.”

Cuando el agua del lago asciende hacia el cielo, se puede temer el chubasco de una nube. El hombre noble toma esto como una advertencia para prevenir a tiempo un colapso violento. Quien quiera acumular riqueza solo para sí y sin pensar en los demás, experimentará la bancarrota. Toda acumulación es de hecho seguida de una dispersión. Por eso es que el hombre noble ya comienza a esparcir durante el tiempo que acumula. De la misma manera que cuando cultiva su carácter, se cuida de no detenerse con obstinación, sino que permanece receptivo a las impresiones mediante un examen constante y riguroso de sí mismo.

LAS LÍNEAS

Nueve en la base significa: “Fuerza en los dedos de los pies que avanzan. Si se va sin estar a la altura del asunto, se comete una falta.”

En tiempos de avance resuelto, el comienzo es especialmente difícil. Uno se siente excitado por el progreso hacia adelante, pero la resistencia es todavía demasiado fuerte. Uno debe medir su propia fuerza y no aventurarse más lejos de lo que sea posible hacer con éxito seguro. Lanzarse a ciegas es un error, porque precisamente al comienzo los errores pueden traer resultados inesperados con las consecuencias más nefastas.

Nueve en el segundo lugar significa: “Un grito de alarma. Armas en la tarde y la noche. Nada que temer.”

Estar listo es todo. La resolución es inseparable de la precaución. Si un individuo es cuidadoso y prudente no hay motivo para alarmarse ni inquietarse. Si uno está alerta aun cuando no haya peligro, se estará armado cuando llegue el peligro y no habrá nada que temer. El hombre noble que desconfía de lo que todavía no vió y que se preocupa por lo que todavía no escuchó, pasa por el medio de las dificultades como si éstas no existieran. Si alguien cultiva bien su carácter, se adapta a sí mismo espontáneamente. Si triunfa la razón, las pasiones se retraen naturalmente. Ser sensato y no olvidarse la armadura es el camino correcto para estar seguro.

Nueve en el tercer lugar significa: “Ser poderoso en los pómulos trae desgracia. El hombre noble está firmemente resuelto. Él camina solo y se encuentra bajo la lluvia. Él es salpicado y se enfada contra ella. Sin culpa.”

La situación en la que uno se encuentra es ambigua. Mientras que todos están comprometidos en un combate resuelto contra lo vulgar, uno es el único que mantiene una relación con alguien vulgar. Si uno quisiera ser exteriormente fuerte y se revoltara contra él antes de que maduren las condiciones, solo pondría en peligro la situación general, porque el hombre vulgar recurriría entonces a contramedidas prematuras. La tarea del hombre noble es aquí extremadamente difícil. Debe estar internamente resuelto en su trato con el hombre vulgar a mantenerse alejado de cualquier participación con su vulgaridad. Aunque al hacerlo, es naturalmente mal juzgado, porque se cree que él pertenece al grupo de hombres vulgares. Está completamente aislado porque nadie lo entiende. Sus relaciones con lo vulgar lo perjudican a los ojos de la multitud, y uno se vuelve enfadado contra él. Pero él soporta ese perjuicio y no comete ningún error porque permanece fiel a sí mismo.

Nueve en el cuarto lugar significa: “No hay piel en los muslos y caminar es difícil. Si uno se deja conducir como una oveja, el arrepentimiento disminuiría. Pero si uno escucha estas palabras, no se las creerá.”

Uno sufre de tal inquietud interior que no puede mantenerse quieto en su sitio. Uno quiere avanzar a cualquier precio, y al hacerlo se enfrenta con obstáculos insuperables. Entonces uno se encuentra en una situación de conflicto interno. Eso proviene de la terquedad con la que uno quiere ejecutar su voluntad. Si uno pudiera deshacerse de esa obstinación, todo estaría bien. Pero este consejo no será escuchado, como otros muchos buenos consejos. Porque la obstinación hace que uno tenga oídos pero que no escuche.

Nueve en el quinto lugar significa: “Enfrentar a las malezas requiere una firme resolución. Marchar por el medio queda libre de culpa.”

Las malezas crecen sin cesar y son difíciles de desarraigar. De la misma manera, la lucha contra un hombre vulgar de alto rango requiere una firme resolución. Si uno está relacionado con él es como consecuencia del temor, por haber abandonado la lucha sin esperanza. Pero eso no debe ser así. Se debe continuar luchando resueltamente y sin dejarse desviar del camino. Solo de esa manera uno quedará libre de reproches.
Trazo gobernante

Seis en la cima: “Sin llamado. Al final llega la desgracia.”

La victoria parece haber sido alcanzada. Pero queda sólo un remanente del mal que debe ser extirpado resueltamente como el tiempo lo requiere. Todo parece completamente fácil, pero es precisamente en eso donde está el peligro. Si uno baja la guardia, el mal logra subrepticiamente abrirse camino y, cuando se ha escapado una vez, surgen nuevos males por los gérmenes que subsisten, puesto que el mal no muere fácilmente. También se debe hacer un trabajo radical con el mal del propio carácter. Si por negligencia uno deja algo sin remediar, de eso surge un nuevo mal.
Trazo constituyente

hexagrama anterior hexagrama siguiente índice hexagramas