Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
La Videncia y las Mancias
Magia natural y Wicca
El Fedro de Platón
Adivinacion en la historia
Predicciones y augurios
Jung y la sincronicidad
Coincidencias significativas
Contradicción del oráculo
Contacto
 
samhain
1° de noviembre (H. Norte)
1° de mayo (H. Sud)
 
N° de visitas: 3106897
N° de visitas de hoy: 14
N° de conectados: 15
I CHING
I Ching Trigramas
La sabiduría del I-Ching
La philosofía del I-Ching
El Yin-Yang en el I-Ching
La escuela de Confucio
El Shu Jing
Los Cinco Elementos
Adivinación y gobierno
El taoismo de Lao-tse
El Tao en el confucianismo
El taoismo de Zhuangzi
La oposición de Mozi
La historia de la China
Cronología de las dinastías
Resúmen historia china
Traducciones del I-Ching
Historia hexagramas
Indice de los hexagramas
Texto de los hexagramas
Trigramas y hexagramas
Comentarios del I Ching
¿Como tirar el I-Ching?
Interpretación
Tirar el I Ching on line español
Tirada Flash I Ching español
I Ching en version PDF español
Tirage Yi King Français francais
Flash Yi King Français francais
Yi King version PDF francais
• El secreto de la flor de oro
La astrologia china
calcular signo del zodiaco
 
 
Publicidad:

lo insondable

29. K’AN / LO INSONDABLE (EL AGUA)

Trigramas:
Superior: K’an, El Abismo, el Agua
Inferior: K’an, El Abismo, el Agua

El hexagrama se compone de la repetición del trigrama K’an. Es uno de los ocho hexagramas dobles. El trigrama K’an significa la acción de hundirse bruscamente. La línea yang está sumergida entre dos líneas yin y se encuentra encerrada por ellas como el agua en un canal estrecho. Es el hijo del medio. Lo receptivo ha adquirido la línea media yang de lo creativo : así nace K’an. Este trigrama tiene como imagen el agua en tanto que ella viene de lo alto y circula sobre la tierra en canales y ríos, siendo así la causa de la vida sobre la tierra.
Aplicado a los hombres, K’an representa el corazón, el alma o la vida encerrada en el cuerpo, el principio de la luz incluido en lo tenebroso, la razón. El trigrama entraña el peligro y su repetición significa “la repetición del peligro”. Con eso se quiere significar una situación objetiva a la uno debe acostumbrarse y que no es una disposición subjetiva, ya que el peligro, cuando se manifiesta como una disposición subjetiva, significa temeridad o perfidia. Se representa al peligro como un desfiladero montañoso, es decir, como una situación que puede ser evitada o eludida con maña, como lo hace el agua, a condición de adoptar la conducta correcta.

EL JUICIO:

“Lo insondable repetido. Si eres sincero, conseguirás lo que quieras de corazón y obtendrás el éxito en lo que hagas.”

A través de la repetición del peligro, uno termina por acostumbrarse a él. El agua da el ejemplo de la conducta apropiada en esas circunstancias. Va y viene, llenando todos los espacios por donde pasa. Ella no retrocede ante ningún peligro ni ninguna caída, nada la modifica sino que ella permanece fiel a su naturaleza esencial. Es así como la sinceridad actúa en circunstancias difíciles, de modo que, en la intimidad del corazón, se penetre el significado de la situación. Y tan pronto como uno ha dominado internamente la situación, se deducen naturalmente las acciones externas que serán coronadas con el éxito. Lo que cuenta frente al peligro, es la profundidad moral con la que se cumple todo lo que efectivamente debe ser hecho, y de avanzar para no sucumbir al peligro por haberse demorado.
Usado activamente, el peligro puede tener gran importancia como medida de protección. El cielo posee su altura peligrosa que lo protege contra los intentos de invasión, y la tierra tiene las aguas y las montañas que con sus peligros separan los países. Los gobernantes también emplean el peligro para protegerse contra de los ataques externos y contra toda agitación interior.

LA IMAGEN:

“Las aguas fluyen ininterrumpidamente y llegan a su meta: la imagen de lo abismal repetido. El hombre noble camina a través de la virtud y ejerce la función de la enseñanza.”

El agua alcanza su meta fluyendo sin interrupción. Llena cada cavidad antes de seguir su curso. El hombre noble sigue el ejemplo del agua. Aprecia que lo bueno se convierta en una propiedad permanente y sólida de su carácter, y no solamente algo que dependa del azar o del momento. Cuando se instruye a los otros, todo depende igualmente del espíritu de continuidad, puesto que es sólo por la repetición, que la enseñanza se convierte en propiedad del alumno.

LAS LÍNEAS

Seis en la base significa: “Repetición de lo insondable. En lo insondable uno cae en un abismo. Desgracia.”

Acostumbrarse al peligro hace que el hombre fácilmente lo integre como una parte de sí mismo. Uno se familiariza con él y se acostumbra a lo malo. Se pierde de esta manera el buen camino y el infortunio es la consecuencia natural.

Nueve en el segundo lugar significa: “El abismo es peligroso. Uno debe esforzarse solamente para obtener pequeñas cosas.”

En una situación peligrosa, uno no debe tratar de escaparse de inmediato y a toda costa, sino que primero uno debe satisfacerse de no ser vencido por el peligro. Uno debe considerar con calma las circunstancias del momento y contentarse con pequeñas cosas, puesto que al principio que no se puede lograr un gran éxito. La fuente también fluye primero moderadamente, y le lleva tiempo abrirse paso libremente.
⊙ Trazo gobernante

Seis en el tercer lugar significa: “Hacia adelante y atrás, abismo sobre abismo. En un tal peligro uno debe hacer una pausa y esperar, de lo contrario caerá en un abismo, en un hoyo. No actúes así.”

Todo paso hacia adelante o hacia atrás es peligroso. Escapar está fuera de cuestión. Es por eso que no debemos dejarnos arrastrar a la acción, ya que sólo lograremos hundirnos todavía más en el peligro. Aunque sea desagradable permanecer en una situación semejante, debemos detenernos y esperar hasta que se insinúe una salida.

Seis en el cuarto lugar significa: “Una jarra de vino, todavía otra escudilla de arroz. Simples vasijas de barro tendidas a través de la ventana. Por cierto que no hay reproche en ello.”

En los tiempos de peligro las formas engorrosas desaparecen. Lo que importa es una sincera disposición interior. Antes de ser empleado, un funcionario necesita hacer ciertos regalos de presentación y además tener recomendaciones. Pero aquí todo esta simplificado al extremo. Los regalos son modestos y el candidato no tiene a nadie que lo recomiende. Debe presentarse a sí mismo y no debe que avergonzarse de ello si tiene la sincera intención de ayudar a los demás en momentos de peligro.
Todavía hay otra idea sugerida por este trazo: la ventana es el lugar por el cual penetra la claridad en una habitación. Si uno quiere aclarar a alguien en una situación difícil se debe comenzar por lo que es perfectamente claro y evidente y proceder sencillamente a partir de ese punto.
Nota: La traducción habitual “dos escudillas de arroz” fue corregida según ciertos comentarios chinos.

Nueve en el quinto lugar significa: ““El abismo no está colmado, sino que está lleno hasta el borde. Sin reproches.”

El peligro proviene de que uno quiere ir demasiado alto. El agua no se acumula en el desfiladero, sino que se eleva solo hasta el punto más bajo del borde pronta a rebasarse. Por lo tanto, durante el peligro, uno sólo debe avanzar por la línea de menor resistencia; asi podrá alcarzar la meta. En tales períodos, las grandes acciones no pueden llevarse a cabo; sino que sólo es suficiente si se logra salir del peligro.
⊙ Trazo gobernante

Seis en la cúspide significa: “Ligado con cuerdas y cables, encerrado en entre los muros de una prisión erizada de púas. Durante tres años no se logra encontrar el camino. Desgracia.”

En peligro extremo, el hombre que pierde el buen camino y que permanece aferrado a sus pecados, no tiene ninguna posibilidad de salir del peligro. Se ve como un criminal sentado en cadenas detrás de los muros de una prisión erizada de púas.

hexagrama anterior hexagrama siguiente índice hexagramas