Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
lughnasadh
1° de agosto (H. Norte)
1° de febrero (H. Sud)
 
N° de visitas:2344743
N° de visitas de hoy:1538
N° de conectados:21
 
 
Filosofía y Esoterismo
Minerva
Filosofía y Conciencia
Esoterismo y Gnosticismo
La condición humana
Renée Descartes
Gottfried Leibniz
La crítica de Kant
Jung y la sincronicidad
Coincidencias significativas
El Bosón de Higgs
Uroboros y bosón de Higgs
Fenomenologia
Shivaismo no-dualista
Yoga y Tantrismo
tantrismo
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
Meditaciones y prácticas
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos Yoga y tántricos
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
El Bardo en nuestro tiempo
Yama, señor de la muerte.
El Tarot oracular
La Cábala
 
Publicidad:

El Esoterismo y el Gnosticismo

El esoterismo y los misterios

El término “esoterismo” proviene del griego esoterikos (έσωτερικóς) derivado de eso-teros (ἐσώτερoς) refiriéndose a lo que está en el interior (eso) por oposición a exoterikos (ἐξωτερικός) lo que está en el exterior (exo). “Ter” (τερ) o “Teros” (τερός) es una palabra que expresa la idea de “tra” o “trans” (atravesar), significando la posesión de algo o la obtención de un objeto oculto mediante la acción de atravesar. (1)

Hablando de obras y de doctrinas, se dice “esotérico” a lo que está destinado a los miembros de la escuela o de la secta, sobreentendiéndose con ello que es algo más o menos difícil, secreto, misterioso y extraño. Se dice “exotérico” lo que está destinado al público no iniciado.

Este sentido de esotérico se refiere a todos los misterios presentes en el mundo clásico (en Grecia existían los misterios eleusinos, órficos y dionisíacos). Particularmente, en la escuela pitagórica se distinguían los discípulos iniciados (los esotéricos) de los futuros iniciados y los profanos (los exotéricos). En Roma, cuando se difundieron los misterios de Mitra y de Isis, se llamaban esotéricos a los iniciados. Pero en general se trataba de una jerga alegórica destinada a esconder la doctrina y los ritos para preservarlos de los profanos. 

El centro de interés era el misterio de la iniciación que se consideraba una liberación del cuerpo físico visto como una prisión. Este es el sentido de los misterios no sólo en el mundo clásico sino también en el gnosticismo (que es una especie de misterio infiltrado en el cristianismo), en la cábala hebrea y en el sufismo del Islam. Todos parten de la suposición de substancia espiritual en el cuerpo y de una presencia divina en el espíritu. Este espíritu, con herencia divina, debía purificarse del mal y así retornar a la patria celeste y ser reintegrado al mundo de los dioses.

(1) Dictionnaire Etymologique de la langue Française. Adolphe Mazure. Paris, Eugène Belin, 1863. Página 552

El sentido filosófico del Esoterismo

Quien busca la realización espiritual por la vía del conocimiento y de la mística, tarde o temprano se enfrenta con la cuestión de la condición humana, a la cual debe dar una respuesta psicológica personal. El esoterismo es la búsqueda de un conocimiento o de un objeto oculto que no es evidente para todos, de una verdad escondida, un misterio. Pero la verdad que buscamos no la encontramos pasando solamente a través de una puerta abierta hacia el interior, sino también atravesando una apertura hacia el exterior que nos conduzca y que nos identifique con el todo.

Conocerse a sí mismo significa también conocer el mundo donde estamos inmersos. Trascender la barrera que separa la ilusión de nuestro mundo personal e individual y reconocerlo en el exterior como un reflejo de sí mismo es un acto de libertad. Identificarse con él es asumir nuestra esencia absoluta. Si ese es un camino espiritual que nos une a Dios, tomar conciencia del mundo y conocernos a nosotros mismos es otra manera de describir la misma cosa.

El Gnosticismo

Cuando se trata del conocimiento “interior” o espiritual, frecuentemente se hace una amalgama entre el esoterismo y el gnosticismo. La palabra “gnosticismo” viene del Christ-pantocratorgriego gnôsis (γνῶσις), conocimieto. Se refiere a un conocimiento de las cosas religiosas superior al conocimiento de los simples creyentes o mismo de la iglesia oficial. En el cristianismo, sobre todo en los principios (siglos II y III), hubo una gnôsis ortodoxa, una profundización de la fe común, pero la palabra “gnosticismo” evoca ya en esa época una gnôsis heterodoxa en gran parte esotérica, mística y mágica, aunque estas especulaciones son ajenas al pensamiento del confucionismo que ya estaba presente en la China desde los siglos VI y V a.J.C.

En contraposición al gnosticismo está el agnosticismo (αγνωστικισμός, agnosticismos) derivado del griego agnôstos, a privativo y gnôstikos, capaz de conocer. Es una doctrina, frecuentemente implícita, que niega el conocimiento de todo lo que está dado fuera de la experiencia. Así, el agnosticismo es una especie de escepticismo limitado al dominio metafísico. El agnóstico es a menudo un cientificista, es decir, alguien que sólo acepta las ciencias empíricas como única explicación de la existencia. No niega las afirmaciones metafísicas sino que solamente considera que es imposible de establecerlas.

Filosofia y toma de conciencia