ADIVINARIO

artes adivinatorias

 

Tarot
Runas
I Ching

 

Tiradas online Gratis

Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore

Astrología Gratis

Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english

Página personal

Coaching
Consulting
Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Festividades Paganas

joyful_yule

después de completar

63. CHI CHI / DESPUES DE LA TERMINACIÓN

Trigramas:
Superior: K’an El Abismo, Agua
Inferior: Li Lo Oscilante, Fuego.

Este signo es el derivado del hexagrama N° 11, Tai, “la paz.” transición de la confusión al orden se ha terminado, ahora todo está minuciosamente en su lugar. Los trazos fuertes están en los lugares fuertes y los débiles en los lugares débiles. Es un aspecto muy favorable, aunque todavía ofrece materia para reflexionar. Es precisamente cuando se ha logrado el equilibrio perfecto que cada movimiento puede engendrar la aparición de la decadencia a partir del estado en el cual reina el orden. El único trazo fuerte que se dirige hacia arriba ha terminado el orden en todos los detalles y es seguido por los otros trazos que se mueven conforme a su naturaleza. Es así que aparece súbitamente el hexagrama N° 12, P’i, el estancamiento. Por eso este hexagrama indica las condiciones de un apogeo que hacen necesaria una extrema prudencia.

EL JUICIO:

“Después de la terminación. Éxito en asuntos pequeños. La perseverancia es ventajosa. Al comienzo fortuna, al final disturbios.”

La transición de la vieja época a la nueva ya se ha completado. En principio, todo está ya puesto en orden y es solamente en los detalles que él éxito todavía no se ha logrado. Todas las cosas están encaminadas y marchan por ellas mismas. Eso conduce fácilmente a relajarse y a dejar que las cosas sigan su camino sin preocuparse por ellas en detalle. Esta negligencia es la raíz de todos los males. Ella provoca necesariamente la aparición de los síntomas de decadencia. Aquí se tiene la regla que rige el curso habitual de la historia. Pero quien la comprende puede evitar los efectos gracias a una perseverancia y a una prudencia infalibles.

LA IMAGEN:

“Agua sobre el fuego: la imagen de la situación después de la terminación. Así el hombre noble reflexiona sobre la desgracia y se prepara por anticipado contra ella.”

Cuando el agua está en un hervidor sobre el fuego, los dos elementos se relacionan entre si y de ellos resulta la creación de una energía (la producción de vapor). De todas maneras, la tensión que resulta de ello exige vigilancia. Si el agua desborda, el fuego se apaga y la energía se pierde. Si el calor es demasiado grande el agua se evapora y la energía se pierde en el aire. Los elementos puestos aquí en relación recíproca son en ellos enemigos entre sí. Sólo una gran prudencia puede prevenir los daños. Lo mismo ocurre en todas las coyunturas la vida donde las fuerzas se equilibran y obran armoniosamente y donde, como consecuencia, todo está aparentemente en un orden perfecto. En tales circunstancias, sólo el sabio puede reconocer los momentos que encierran peligro y sabe apartarlo gracias a las precauciones tomadas a tiempo.

LAS LÍNEAS

Nueve en la base significa: “Frena sus ruedas. Mete su cola en el agua. Sin reproches.”

En los tiempos que siguen a una gran transición todo lleva hacia adelante, en la dirección del desarrollo y del progreso. Pero esta presión ávida de emprender no es buena y conduce seguramente a la pérdida y a la caída porque es una fuerza que apunta más allá de la meta. Es por eso que un carácter firme no se deja ganar por el vértigo general sino que frena a tiempo su carrera. Probablemente no evitará con ello ser afectado por las consecuencias perjudiciales del impulso general, pero éste solo lo alcanzará por detrás, como un zorro que habiendo ya atravesado el agua, solamente se moja la cola, la presión no puede infligirle gran daño, porque él puede adoptar la actitud correcta.

Seis en el segundo lugar significa: “La mujer pierde el visillo de su carruaje. No corras tras él; al séptimo día lo encontrarás.”

Cuando una mujer viajaba en un carruaje, llevaba un visillo para protegerse de las miradas de los curiosos. Se consideraba como una violación de las buenas costumbres si se perdía el visillo y se continuaba la ruta. Aplicado a la vida pública, eso significa que alguien, queriendo realizar una tarea, no recibe por parte de las autoridades competentes, la confianza necesaria para su protección personal. Es precisamente después de la terminación, que los gobernantes pueden mostrarse demasiado arrogantes y seguros de su valor, que ya no se preocupan por prestar atención a los talentos desconocidos.
Eso generalmente produce un exceso de ambición. Si uno no encuentra el respaldo de sus superiores, uno busca por sí mismo la manera y el medio para realizar la tarea y así ponerse en valor. Pero tal actitud no es conveniente ni recomendada. “No corras detrás.” No te precipites hacia el mundo exterior, espera apaciblemente y desarrolla por ti mismo tu valor personal. Los tiempos cambian. Cuando las seis etapas del signo están superadas, entonces aparece una nueva era. Lo que pertenece a alguien no puede perderse con el tiempo, sino que es naturalmente suyo y sólo hay que esperarlo.
Trazo gobernante.

Nueve en el tercer lugar significa: “El ilustre antepasado castiga el país del diablo. Al cabo de tres años lo conquista. No hay que emplear gente vulgar.”

El “ilustre antepasado” es el título dinástico del emperador Wu Ting de la dinastía Yin. Después de haber puesto su imperio en orden con mano vigorosa, realizó largas guerras coloniales con el fin de someter las zonas fronterizas del norte, ocupadas por los hunos, que con sus incursiones constituían una constante amenaza.
La situación indicada es que después de la terminación, cuando se ha impuesto un nuevo poder y que en el interior todo está en orden, comienza a manifestarse una cierta necesidad de expansión colonial. En una empresa semejante, hay que prever en general largos combates. Pero allí es importante aplicar una política colonial apropiada. No se debe considerar al territorio agriamente conquistado solo como un centro de abastecimiento para ciertas personas de aquello que ya no consiguen en su tierra natal, pero que es lo suficientemente bueno en la colonia. Tal actitud arruina por anticipado todos los éxitos. Eso es válido tanto en las pequeñas como en las grandes cosas, puesto que no son solamente los estados en desarrollo que tienen una política colonial. Toda empresa ambiciosa comporta con ella un impulso hacia la expansión, con todos los peligros que le son asociados.

Seis en el cuarto lugar significa: “Las mejores vestimentas se vuelven harapos. Sé cuidadoso durante todo el día.”

En tiempos de cultura floreciente, pueden ocurrir convulsiones ocasionales que ponen al descubierto males ocultos de la sociedad y que provocan en principio una emoción general. Sin embargo, como la situación global es favorable, esos males pueden ser superados y disimulados al público. Después todo desaparece de la memoria y aparentemente reina otra vez la paz habitual. Sin embargo, el hombre inteligente toma esos incidentes como serias advertencias que no debe descuidar. Es la única manera de evitar las malas consecuencias.

Seis en el quinto lugar significa: “El vecino del Este que mata un buey no alcanza la felicidad verdadera que puede esperar el vecino del Oeste con su pequeña ofrenda.”

En las épocas que siguen a la terminación, la actitud religiosa está influenciada por las disposiciones del alma. La simplicidad de las viejas formas son reemplazadas, en el culto divino, por ritos cada vez más elaborados y por una pompa exterior cada vez más grande. Pero este despliegue de fasto está desprovisto de seriedad interior. El capricho humano remplaza la observación escrupulosa de la voluntad divina. Mientras que el hombre ve lo que aparece ante sus ojos, Dios mira en el corazón. Por eso es que el sacrificio simple ofrecido con piedad es fuente de más grandes bendiciones que un culto más fastuoso pero frío.

Seis en la cima significa: “Mete la cabeza en el agua. Peligro.”

A guisa de conclusión, se agrega aquí el consejo de que después de haber cruzado la corriente no es necesario volver a meter la cabeza en el agua a menos que uno sea tan imprudente como para intentar regresar. Mientras que se vaya derecho adelante y que no se mire hacia atrás, escapará al peligro. Pero hay algo fascinante en permanecer inmóvil y mirar hacia atrás el peligro que se ha superado. Una admiración de sí mismo tan frívola no conduce a nada agradable. Si uno se expone así al peligro, sin decidir finalmente de avanzar sin detenerse, uno será víctima de ese peligro.

hexagrama anterior
hexagrama siguiente
índice hexagramas

Copyright © 2019 Adivinario. All rights reserved. Este sitio no tiene fines lucrativos, es independiente y sólo tiene propósitos de información, entretenimiento y diversión. Está dedicado a todas las personas que tengan un verdadero interés por la filosofía, el yoga, el esoterismo y las artes adivinatorias. Somos refractarios a toda tendencia sectaria. Si alguna imagen o texto publicado en este sitio están sometidos a copyright y/o usurpan algún derecho que usted pueda reclamar, por favor háganoslo saber y, si es necesario, esa imagen o ese texto serán retirados del espacio público del sitio. Para las tiradas online es obligatorio ser mayor de 18 años y haber leído y aceptado las Condiciones Generales de Utilización. No efectuamos directamente consultas adivinatorias privadas ni respondemos a preguntas sobre cuestiones o problemas personales. Gracias por su comprensión. Para corresponder con nosotros, envíenos un mensaje a:contacto webmaster, o un mail a contacto@adivinario.com

compartir