Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
samhain
1° de noviembre (H. Norte)
1° de mayo (H. Sud)
 
N° de visitas:2464578
N° de visitas de hoy:739
N° de conectados:20
 
 
El Tarot
arcanos
El Tarot oracular
Origen e Historia del Tarot
Juego de cartas y el Tarot
Los misterios del Tarot
El Tarot de Visconti-Sforza
Tarot Visconti restaurado
Tarot Sola-Busca (siglo XV)
Tarot de Viéville
Tarot de Viéville (1650)
Tarot de Marsella
Tarot de Noblet (1650)
Tarot de Noblet restaurado
Tarot de Dodal (1701)
Tarot de Dodal restaurado
Tarot de Wirth (1889)
Los imagineros medievales
Tarot de Wirth restaurado
Tarot de Conver (1761)
Tarot de Paul Marteau
Tarot de Conver Fournier
Tarot Camoin Jodorowsky
Tipos de Tarot de Marsella
Otros Tarots
La simbología del Tarot
Los colores de los Arcanos
Los arcanos del Tarot
Simbología de los Arcanos
Los arcanos menores
Los “palos” en el Tarot
El lenguaje del Tarot
El Tarot cabalístico
Tirada tradicional de Tarot
Las tiradas de Tarot on line
Cómo tirar el Tarot on-line
La Gematría en el Tarot
¿Qué preguntas hacer?
 
Publicidad:

Origen, historia y misterios del Tarot

El origen incierto del Tarot

El origen del Tarot es incierto, pero de todas maneras muy viejo y se pierde en la noche del tiempo. Hay muchas opiniones diferentes. Igualmente en lo que se refiere al lugar donde se originó, hay quienes afirman que nació en Egipto, en la China, en la India o en Persia, pero no hay ninguna prueba fehaciente.

El origen egipcio del Tarot según Court de Gébelin

Court GebelinEn 1791, Antoine Court de Gébelin (1719-1784),  el pastor protestante y francmasón, publica el VIII tomo, titulado “La historia, el blasón, las monedas y los juegos”,  de su obra monumental llamada “El Mundo Primitivo”. Allí hay una larga sección dedicada al “tarot adivinatorio”. Según este autor, el Tarot vendría de Egipto, y sería un libro atribuido al dios Thot, dios con cabeza de ibis y escriba divino. En Egipto, Thot era el patrón de los astrónomos, contables, magos, curanderos, encantadores y adivinos. Thot habría enseñado la magia divina a algunos iniciados con la finalidad de transmitirla a los hierofantes, a los grandes sacerdotes, a los sabios y a la tradición de “todos aquellos que tienen ojos para ver y oídos para oír”. La pirámide, que representa con piedras una forma perfecta, representa para el hombre la imagen simbolica del tempo interior, del cual es a la vez arquitecto y obrero. El camino de la perfección divina, que el hombre debe esforzarse a seguir, estaría simbolizado por el libro de Thot, el Tarot.

La palabra Tarot y el juego de cartas

El nombre de Tarot, según Court de Gébelin, derivaría de dos términos egipcios: tar (via, camino) y ro (rey o real). El Tarot seria entonces “la vía del rey”, la que conduce a un hombre vulgar a convertirse en rey. Según otras opiniones, la palabra Tarot se relacionaría con el nombre de la ley judía, la Tora. También se lo ha emparentado con el término latino “rota” (rueda) asociándolo con la “rueda de la existencia”.

De todas maneras, actualmente se designa Tarot un juego de cartas compuesto de 78 cartas, y ese número ha permanecido invariable desde el siglo XVI:

• 56 cartas ordinarias divididas en 4 series (palos o colores: espadas, copas, bastos y oros) de 14 figuras cada una: 10 figuras numerales (del 1 al 10) y 4 figuras (los honores) que representan el paje, el caballero, la reina y el rey. En el Tarot adivinatorio son los arcanos menores.
• 22 triunfos compuestos por 21 figuras numeradas del 1 al 21 y un triunfo especial (el loco o la excusa). En el Tarot adivinatorio, estos 22 triunfos son los arcanos mayores.

Otros dicen que el Tarot viene de la China...

Si la sabiduría eterna del antiguo Egipto persiste y permanece en el simbolismo del Tarot, otras hipótesis se agregan a la misteriosa y pintoresca historia del Tarot. Según la opinión de otros investigadores esotéricos, el Tarot habría sido difundido por los Tártaros que, después de haber invadido la China en 1215, invadieron Rusia en Marco Polo1238 y difundieron las cartas en toda Europa.

Otros se inclinan a pensar que los grandes conquistadores, aquellos que osaron atravesar mares y descubrir otras culturas para los europeos, fueron los que hicieron conocer el Tarot en el norte de Italia. Tal sería el caso de Marco Polo, que pasó largos años en la corte de Kublai Khan, de donde habría importado a Venecia el juego de cartas conocido por los chinos. Se sabe que el juego de cartas era muy apreciado en la China y que desde el siglo X, el emperador Mu-Tsung de la dinastía Liao, se libraba regularmente a un juego de cartas inspirado en el juego de domino.

Los Gitanos y la cartomancia. Los "naibi" de los mamelucos

Es importante el rol de los gitanos en la historia del Tarot. Los Rroms tienen un origen probable en la India, y su presencia es atestiguada en Europa Occidental a partir de la Edad media. Los Rroms o Gitanos habrían introducido Europa las cartas para jugar y tambié para predecir el destino. Han sido siempre reputados en el arte de la buenaventura. Si bien no puede afirmarse con certeza que ellos importaron el Tarot, por lo menos, tienen una participación innegable en la utilización de las cartas como oráculo, la cartomancia. De todos modos, lo que podemos afirmar con certeza es que el juego de cartas del Tarot, tal como hoy lo conocemos, data del Renacimiento.

La crónica de Giovanni de Juzzo de Caveluzo de 1379 conservada en los archivos de Viterbo, menciona un juego de cartas procedente de los sarracenos, llamadas “naibi”. La hipótesis de un origen oriental del juego de cartas parece confirmarse a partir de un mazo de origen mameluco conservado en el museo Topkapi de Estambul. Es un juego pintado a mano, casi completo, compuesto de cuatro palos: dírhams, copas, cimitarras y malletes, que podrían ser los modelos de los palos de las cartas españolas (oros, copas, espadas y bastos) y que fueron transcriptos en los arcanos menores del Tarot tal como lo conocemos actualmente.