Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
lughnasadh
1° de agosto (H. Norte)
1° de febrero (H. Sud)
 
N° de visitas:2352487
N° de visitas de hoy:135
N° de conectados:41
 
 
Yoga y Tantrismo
aum
La Filosofía hinduísta
Los darśanas ortodoxos
Filosofia vedânta
Filosofia Samkhya
Bhagavad Gita
Historia del Yoga
El Yoga clásico
Diversos Yogas
Filosofía tántrica
Trika
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
El Hatha Yoga Pradipika
Los chakras y los nadis
El pranayama
• Los maestros modernos
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos samkhya y clásicos
Textos tántricos
Textos Hatha Yoga
glosario yoga
 
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
Bardo Thödol actualmente
Yama, señor de la muerte.
 
Publicidad:

Estructura de la conciencia: los Tattvas

El despliegue de los tattvas se identifica a la estructura de la conciencia

Segú la tradición tántrica de la India, la manifestación de la realidad se despliega en tattvas, categorías o principios esenciales. La estructura de este despliegue se identifica con la estructura de la consciencia. Los tattvas no son bases metafísicas rígidas y estáticas, sino mas bien fases o manifestaciones dinámicas progresivamente más y más diferenciadas de la energía, una especie cuyo aspecto deviene manifiesta cuando el precedente se eclipsa y oscurece en la consciencia. El más sutil engendra el menos sutil y éste, a su vez, genera un tattva derivado todavía menos sutil. Esta construcción sofisticada e imponente representa una de las teorías más atractivas para los estudiantes del Sâmkhya y del Yoga darshanas.

Los tattvas en el sistema Sâmkhya y en el sistema del yoga tántrico

El Sâmkhya y la Vedanta admiten 25 tattvas. Las escuelas tántricas shivaites (entre otras tradiciones shivaitas) conservan los 25 tattvas incluso el más esencial, Purusha pero todos están sumidos a la ilusión (mâya). Estas escuelas llaman “impuros” todos los tattvas que corresponden a niveles inferiores de la conciencia. Pero estas escuelas extienden el análisis del despliegue de la realidad más allá del conjunto de los 25 tattvas, descubriendo los 5 “poderes” que restringen y limitan la conciencia (kañcukas) que consideran como tattvas intermedios, “puros-impuros”. Además ellos develan 6 tattvas “puros”, de los cuales forma parte mâyâ, la ilusión y 5 poderes puros de la objetividad y de la subjetividad. Extendiendo la serie de tattvas a 36, los shivaitas pretenden poner en claro toda la estructura de la consciencia.

Estos 36 tattvas, divididos así en 3 grupos (puros, puros-impuros e impuros) develan los tres grados decrecientes en calidad de energía de la conciencia:

  1. la energía pura,
  2. la energía trascendente de la ilusión que hace posible la creación objetiva y natural y
  3. la naturaleza misma.

Las transformaciones de energía en los diferentes chakras

El análisis de la realidad en tanto que manifestación de la conciencia puede hacerse entonces en dos sentidos : de lo puro hacia lo impuro, que es el sentido del poder creador de la imaginación (buvana) y en el sentido iniciático, de la naturaleza básica hacia los niveles más elevados de la conciencia. Pero esta observación no debe interpretarse ni en sentido temporal (puesto que el tiempo aparece solamente en un cierto nivel del despliegue y no se extiende en todos los otros niveles de tattvas) ni en el sentido de prioridad o privilegio de un tattva con relación a otro.

Todos los tattvas son simultáneamente y vibran en niveles de la consciencia susceptibles de transmutarse uno en otro sin que por ello se altere la manifestación existencial. Los tattvas se entremezclan, se suceden y se derivan los unos a otros en un dinamismo permanente y fluido.

Pero hay que remarcar todavía otro aspecto de los tattvas : ellos no representan ni cosas ni ideas, sino que son aptitudes o poderes de la conciencia en tanto que vibración (spanda) o energía dinámica que se despliega en diferentes niveles. En consecuencia sigue un proceso semejante, sobre todo en lo que concierne a los más altos tattvas, que escapa al pensamiento.

La exposición de los tattvas en una tabla ordenada tiene solamente una utilidad pedagógica, puesto que toda comprensión necesita de un discurso explicativo. Pero la estructura de la conciencia descripta por los tattvas no es ni progresiva ni evolutiva, puesto que ella excede lo temporal. Pero aquello que no se puede expresar en cierta manera se puede indicar. La metafísica tántrica es sutil y su teoría es refinada. Se puede solamente sugerir ciertos aspectos, pero lo esencial es siempre el efecto de un desvelamiento.

Ver el esquema de los tattvas