Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
lughnasadh
1° de agosto (H. Norte)
1° de febrero (H. Sud)
 
N° de visitas:2291016
N° de visitas de hoy:1820
N° de conectados:39
 
 
Las Runas
runas
Las Runas, oráculo vikingo
Los Celtas y los Vikingos
La fatalidad y el destino
Las Nornas y el destino en las runas
Odin inventor de las runas
Oráculo : Tirar las runas
Yggdrasil: el arbol de la vida
Freyr-Ing dios fálico
Freya diosa del amor
Imagenes y significados oraculares de las runas.
 
El Tarot oracular
La Cábala
El alfabeto hebreo
La Numerología
El I Ching. El Yin-Yang
La magia natural, Wicca
El calendario celta
Astrología y Horoscopos
La Adivinación en la historia
Las artes adivinatorias
Esoterismo y espiritualidad
El Tantrismo
El Budismo Tibetano
Los sueños lúcidos
 
 
Publicidad:

Los celtas y los vikingos

La raíz común de los Celtas y de los Vikingos

Mucha gente confunde los celtas con los vikingos. Es una confusión bien clásica. Incluso hay quienes dicen que los vikingos no existieron en tanto que grupo étnico, pero eso ya es exagerar. Es cierto que los celtas, los pueblos germánicos, los vikingos (nórdicos  o escandinavos), los eslavos, los griegos y  los itálicos tienen una raíz étnica común: todos son indoeuropeos (clasificación basada en la lingüística) y forman la base, étnicamente hablando, de los pueblos europeos modernos. Pero en términos absolutos, los celtas y los vikingos tienen diferencias geográficas, históricas, lingüísticas, culturales y militares.

Los Celtas

Cuando se habla de los celtas, en general se piensa en los escoceses e irlandeses durante la Edad media, con sus kilts y sus gaitas… pero también está la Galicia y todo el Nor-Oeste de España, el País de Gales, el Sud-Oeste de Inglaterra y la Bretaña, en Francia. El “periodo celta” se extiende desde el siglo VIII a.C. hasta el siglo III de nuestra era. Los celtas (galeses, scotos, galos, gallegos, gálatas, belgas, lusitanos, bretones, entre otros) habitaron casi toda Europa sud-occidental antes de la llegada de los germanos y de los vikingos (que venían principalmente de Escandinavia y Jutlandia). Los germanos y los vikingos tenían entre sí una mayor cercanía que con los celtas.

Los celtas fueron paulatinamente dominados por los romanos a partir del siglo II a.C. y esta dominación se terminó en el siglo V d.C. cuando se desmembró el imperio romano. Los celtas entonces fueron conquistados por los germanos (Francos, Alamanes, Visigodos y Ostrogodos, Vándalos, Burgundios, Suevos y otros). Lingüísticamente, las lenguas celta y germánica son derivadas de la raíz común indoeuropea pero tienen sus particularidades que las diferencian entre sí. Culturalmente, hay una cierta similitud entre los panteones de dioses celtas y cernunosnórdicos que los emparentan entre sí y también con otras culturas indo-europeas. Los celtas no tenían una escritura propia, pero sus obras de arte son técnicamente muy avanzadas y son un testimonio de su cultura: bronces finamente trabajados, cerámica refinada y maderas cinceladas con esmero. Solo los países celtas de Gran Bretaña conservaron fuertemente su cultura celta desde la Edad media hasta hoy. Históricamente, los celtas siempre formaron clanes y tribus. Tenían horror del poder centralizado y de la organización política. Quizás sea por eso que fueron fácilmente conquistados por los romanos y por otros pueblos.

Los pueblos germánicos y los vikingos

En cuanto a los vikingos, son exploradores, comerciantes e invasores escandinavos que tuvieron su auge entre los siglos VIII y XI, originarios geográficamente de los países escandinavos (en el sentido estricto: Dinamarca, Noruega y Suecia; en el sentido más amplio: Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, Islandia, Groenlandia y las Islas Feroe). Colonizaron varios países (Groenlandia, Islandia), conquistaron territorios (Normandía, Inglaterra y Sicilia), viajaron a América antes del año 1000 y Guillermocomerciaron con Rusia, el imperio bizantino y el Oriente.

Los vikingos (normandos), venidos del norte de Europa, tienen cuatro grandes participaciones en el continente europeo: asolaron los mares durante un largo periodo a bordo de sus drakares; invadieron y dominaron Inglaterra (específicamente los daneses); con Guillermo el Conquistador, los normandos invadieron y conquistaron Inglaterra en el siglo XI, provenientes de Francia, donde eran vasallos del Rey y, por último, a través de los ríos que salen del norte de Europa, llegaron al Este del continente, donde al mezclarse con los eslavos, dieron origen a los rusos, fundaron Kiev creando un principado medieval poderoso, con base en dicha ciudad.

Eran considerados como invasores brutales y saqueadores, no sólo debido a sus redadas contra los monasterios y las ciudades costeras indefensas, sino también porque durante mucho tiempo se negaron a convertirse al cristianismo. Los famosos drakares vikingos eran navíos livianos y rápidos que podían navegar tanto en los ríos poco profundos como en los océanos. Los vikingos los utilizaban no sólo para comerciar sino también para intimidar y atacar a sus enemigos. La mejora de las defensas costeras y de las tácticas militares, al mismo tiempo que la cristianización de los escandinavos, marcan una disminución de los ataques aguerridos de los vikingos.

Como todos los pueblos germánicos, los vikingos tenían una escritura, las runas, y un alfabeto, el futhark.