Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
Litha
21 de junio (H. Norte)
21 de diciembre (H. Sud)
 
N° de visitas:2242519
N° de visitas de hoy:1710
N° de conectados:24
 
 
Filosofía y Esoterismo
Minerva
Filosofía y Conciencia
Esoterismo y Gnosticismo
La condición humana
Renée Descartes
Gottfried Leibniz
La crítica de Kant
Jung y la sincronicidad
Coincidencias significativas
El Bosón de Higgs
Uroboros y bosón de Higgs
Fenomenologia
Shivaismo no-dualista
Yoga y Tantrismo
tantrismo
Escuela Kula
Escuela Krama
Escuela Spanda
Escuela Pratyabhijña
Meditaciones y prácticas
Los Tattvas
Esquema de los Tattvas
Textos Yoga y tántricos
Budismo tibetano
El Bardo Thödol
El Bardo en nuestro tiempo
Yama, señor de la muerte.
El Tarot oracular
La Cábala
 
Publicidad:

La Filosofía crítica de Immanuel Kant

La Crítica. Porqué es necesario hacer una “critica” de la razón?

Kant_caricature

Según Kant (*), sobre los problemas fundamentales que son la existencia de Dios, la inmortalidad del alma y la libertad no existe ningún acuerdo entre los filósofos. Una crítica de la razón es necesaria para servir de tribunal frente al cual la razón, ella misma, podrá juzgar sobre sus pretensiones de servir como fundamento a esos problemas fundamentales y reconocer sus límites. Solo una acción crítica podrá impedir que la filosofía se agote en discusiones inútiles, haciendo triunfar un escepticismo como lo hace Hume.

La antropología filosófica

Toda crítica bien fundada debe determinar las cuestiones a la cual debe responder. La crítica de Kant trata de responder a las cuestiones siguientes:

1. Qué puedo conocer? (Los fundamentos del conocimiento y el problema de la causalidad natural: son tratados en la Critica de la razón pura)
2. Qué debo hacer? (Los fundamentos de la moral y el problema de la libertad humana: son tratados en la Critica de la razón práctica)
3. Qué puedo esperar? (Los fundamentos de la estética y el problema de la finalidad en el arte y en la naturaleza, índice de un acuerdo entre la causalidad, el determinismo natural y la libertad: son tratados en la Critica del juicio)

Estas tres cuestiones desembocan en una sola: Qué es el Hombre? En este sentido, la filosofía de Kant es una antropología, es decir, una reflexión sobre la condición humana.

¿Qué puedo conocer? Los fenómenos

Para Kant, nosotros no conocemos las cosas tal como ellas son en sí mismas e independientemente de nosotros (las cosas en sí o nóumenos), sino solamente como cosas tal como se presentan ante nuestra facultad de conocer (las cosas para nosotros o fenómenos). Pero el fenómeno no es la cosa en sí, y embargo él es nuestra realidad. ¿Es posible entonces un conocimiento verdadero? Contrariamente al escepticismo de Hume, Kant piensa que nos es posible alcanzar la verdad en las ciencias. Si el conocimiento es posible en tanto que relación sujeto-objeto, es porque los objetos se reglan por una parte sobre los conceptos a priori de nuestro entendimiento (por ejemplo el concepto de causalidad) y por otra parte, sobre las formas a priori de nuestra sensibilidad (el espacio y el tiempo). (A priori significa para Kant algo independiente de la experiencia).

Así, el espacio y el tiempo no son propiedades reales de las cosas, sino formas de la intuición que condicionan la percepción que tenemos de tales cosas. En el conocimiento, no es el sujeto que se adapta al objeto sino por lo contrario, el objeto que se adapta al sujeto. Es un cambio de perspectiva análogo al pasaje del geocentrismo al heliocentrismo en la Astronomía. Kant llamaba “revolución copernicana” a esta nueva concepción del conocimiento.

La filosofía crítica de Kant se ubica entre el idealismo, que funda al conocimiento solamente sobre la razón y el empirismo que lo funda solamente sobre la experiencia. Kant afirma contra los empiristas que si bien todo el conocimiento comienza con la experiencia, no todo proviene de ella. Por una parte, conocer un objeto es comprenderlo en el espacio y el tiempo, que son formas que pertenecen a la sensibilidad del sujeto y no al objeto; y por otra parte, aplicarle ciertos conceptos que pertenecen al entendimiento del sujeto y que tampoco pertenecen al objeto. En este aspecto Kant da razón a los idealistas: el conocimiento no deriva enteramente de la experiencia.

En el conocimiento, la objetividad de la estructura del sujeto, lo que a su vez hace posible el conocimiento de la experiencia y justifica la pretensión de necesidad y universalidad de las leyes empíricas, pero limita este conocimiento solamente a los fenómenos, es decir, a las cosas tales como aparecen pero no a las cosas tales que ellas son en sí mismas.

En contraparte, los objetos de la metafísica tradicional (el alma o el yo-mismo, Dios, el mundo, la libertad…) no pueden ser conocidos puesto que ellos son ideas puras sin intuición sensible. Esto también niega la posibilidad de las pruebas de la existencia de Dios, al estilo de de San Anselmo o de Santo Tomás. Según la crítica kantiana, tales son los límites de nuestro juicio, incapaz de producir un conocimiento solido cuando le falta el apoyo de la intuición, que no puede ser para nosotros otra cosa que sensibilidad.
Los conflictos históricos de la metafísica son ilusiones producidas por el uso ilegítimo de una razón ignorante de sus propios límites.

(*) Immanuel Kant nació en Königsberg (Prusia Oriental) en 1724 en una familia modesta. No abandonará jamás su ciudad natal. Recibe una educación religiosa. Después de estudios de teología y de filosofía, deviene preceptor de 1746. Nombrado profesor titular de la universidad de Königsberg en 1770, da cursos de ciencia, de lógica, de teología, de antropología y de pedagogía. Al mismo tiempo, desarrolla una investigación personal hasta la publicación tardía de sus grandes obras: en 1781, aparece la Crítica de la Razón Pura, en 1778 la Crítica de la Razón Práctica y en 1790 la Crítica del Juicio.

Fuentes:
www.e-torredebabel.com Historia de la filosofia Kant
Wikipedia

Enlaces relacionados:
Porqué es necesaria una crítica de la razón
La Etica kantiana: el deber moral
Los imperativos categóricos
Los imperativos hipotéticos
El concepto de Libertad en Kant
La teología kantiana