Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
• Página personal
Magia natural y Wicca
Contacto
 
samhain
1° de noviembre (H. Norte)
1° de mayo (H. Sud)
 
N° de visitas:2456342
N° de visitas de hoy:454
N° de conectados:15
 
 
Magia natural y Wicca
wicca
La magia natural, Wicca
Magia y esoterismo
Ética wiccana.
Las horas planetarias
Días de la semana
El orden de los días
Cálculo de las horas
Los arcángeles
Los cuatro elementos
Macho cabrio de Sabbat
Calendario anual wiccano
El calendario celta
Samhain y Halloween
Yule. Noche de las madres
Yule y la tradición nórdica
El origen de la Navidad
Noel - San Nicolás de Bari
Santa Claus y Papá Noel
Noel version Coca Cola
Enero, mes del dios Jano
Imbolc y Santa Brígida
La virgen de la Candelaria
San Valentín. Lupercales
Ostara. La primavera
Eostre, diosa primavera
Pascua de resurrección
Beltane, fiesta del fuego
El hombre verde
El palo de mayo
Hal al tow
Litha. Solsticio de verano
Intiraymi, fiesta del sol
Lughnasadh
Mabon
 
Publicidad:

Las Horas planetarias

¿Qué son las horas planetarias ?

Si los egipcios atribuyeron a cada hora una divinidad o una de las diferentes metamorfosis de un dios, los griegos le atribuyeron un planeta astrológico. De allí el horas_ricasnombre de “horas planetarias” con el cual nosotros las conocemos. El orden de sucesión es conforme al que habían establecido los viejos astrónomos mesopotámicos, del más rápido al más lento a recorrer la eclíptica: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter, Saturno.

Las horas planetarias, que a menudo son también llamadas “horas mágicas”, en la Grecia antigua eran llamadas “horas nictémeras” [1]. Son las horas que cambian de duración puesto que ellas resultan de la división por 12 del tiempo diurno que se extiende entre la amanecer y el atardecer y de la división por 12 del tiempo nocturno entre la puesta y la salida del Sol, es decir, 24 horas en total. Por consiguiente la duración de la hora diurna es diferente de la hora nocturna según el mes, la estación del año y la latitud geográfica, pero que encuentran un equilibrio, próximo a 60 minutos, cuando llega el momento de los equinoccios. (Equinoccio = igual duración de la noche con el día).

[1] El Nictémero (Del gr. νὐξ, νυκτός, noche, y ἡμέρα, día) es el periodo de tiempo que tiene la duración de un día y una noche divididos en 24 horas nictémeras, 12 horas diurnas (de la salida a la puesta del Sol) y 12 horas nocturnas (de la puesta a la salida del Sol).

Las horas planetarias en el inconsciente colectivo

Es claro que esta medida del tiempo es forzosamente geocéntrica, basada en una concepción ilusoria del Universo. Nuestra percepción natural del mundo es geocéntrica, mientras que la realidad heliocéntrica necesita de una elaboración intelectual. Nuestra consciencia está íntimamente ligada a esta ilusión y ella se abre de esa manera a la acción de las fuerzas cósmicas.

La influencia de los astros se efectúa en esa trama sutil (la red) éterica y cósmica. El Hombre está unido de una manera esencial e indisociable a la Unidad universal en tanto que una sola realidad de la consciencia.

Esta concepción “mágica” del mundo también incluye el valor arquetípico del Cosmos. Está grabada en el inconsciente colectivo y que se muestra en las pulsiones, en ciertas tendencias irracionales, en los miedos ancestrales y otras manifestaciones inconscientes. A esta realidad inconsciente pertenecen las “horas planetarias”.

Desde tiempos muy antiguos los astrólogos trataron de descubrir las leyes del Universo para adaptarlas a la vida cotidiana. Hoy en día las horas planetarias son utilizadas fundamentalmente para establecer la hora más favorable para la realización de ciertos rituales mágicos, en los que se busca la manera más propicia de ponerse en contacto y manipular energías cósmicas y psíquicas elementales.

Tenemos, entonces, 12 horas planetarias diurnas de naturaleza solar y activa, y 12 horas planetarias nocturnas de naturaleza lunar y pasiva. En una completa analogía con la filosofía china del Yin-Yang.

Influencia de los planetas en las horas diarias o nocturnas

Los astrólogos asignaban a cada hora diurna o nocturna la influencia de un planeta de nuestro Sistema solar astrológico y tradicional (los 7 planetas astrológicos incluyen el Sol y la Luna). La tradición da las correspondencias siguientes: cada día comienza por la hora del planeta que da su nombre. Y le siguen las horas siguiendo este orden: Sol, Venus, Mercurio, Luna, Saturno, Júpiter, Marte…

Así, la primera hora planetaria diurna de un miércoles esta bajo la influencia de Mercurio, la segunda de la Luna, la tercera de Saturno y así sucesivamente. Para un lunes, la primera hora esta bajo la influencia de la Luna, la segunda de Saturno, la tercera de Júpiter…

Enlaces relacionados:
Las horas planetarias
Los días de la semana
El orden de los dias de la semana
Sobre el cálculo de las horas planetarias
Los ángeles planetarios o arcángeles
Calcular las horas planetarias