Tarot
Runas
I Ching
Tiradas online Gratis
Tirada Tarot 3 arcanos
Tirada de Runas online
Tirada de I Ching online
Tarot: cuestiones de trabajo y dinero
Tarot: cuestiones sentimentales cuore
 
Astrología Gratis
Carta Natal english
Tránsitos planetarios english
Previsiones english
Sinastria english
 
Página personal
• Coaching
• Esoterismo
• Tarot profesional(*)
* Tiradas avanzadas con las 78 cartas del Tarot
Acceso Página Personal

Nombre de Usuario

Contraseña

 
Home
¿Quiénes somos?
Esoterismo y Adivinación
La buenaventura en internet
Deontología
La Videncia y las Mancias
Magia natural y Wicca
El Fedro de Platón
Adivinacion en la historia
Predicciones y augurios
Jung y la sincronicidad
Coincidencias significativas
Contradicción del oráculo
Contacto
 
joyful_yule
21-22 de diciembre (H. Norte)
21-22 de junio (H. Sud)
 
N° de visitas:2768892
N° de visitas de hoy:1125
N° de conectados:28
I CHING
I Ching Trigramas
La sabiduría del I-Ching
La philosofía del I-Ching
El Yin-Yang en el I-Ching
La escuela de Confucio
El Shu Jing
Los Cinco Elementos
Adivinación y gobierno
El taoismo de Lao-tse
El Tao en el confucianismo
El taoismo de Zhuangzi
La oposición de Mozi
La historia de la China
Cronología de las dinastías
Resúmen historia china
Traducciones del I-Ching
Historia hexagramas
Indice de los hexagramas
Texto de los hexagramas
Trigramas y hexagramas
Comentarios del I Ching
¿Como tirar el I-Ching?
Interpretación
Tirar el I Ching on line español
Tirada Flash I Ching español
I Ching en version PDF español
Tirage Yi King Français francais
Flash Yi King Français francais
Yi King version PDF francais
• El secreto de la flor de oro
La astrologia china
calcular signo del zodiaco
 
 
Publicidad:

la espera

5. HSÜ / LA ESPERA (LA NUTRICIÓN)

Trigramas:
Superior: K’an El abismo, Agua.
Inferior: Ch’ien Lo Creativo, Cielo.

Todos los seres necesitan ser nutridos desde arriba. Pero el alimento llega en su tiempo y hay que esperarlo. Este hexagrama muestra las nubes en el cielo, dando lluvia y refrescando todo lo que crece y proveyendo comida y bebida a la gente. La lluvia llega por sí misma en su tiempo, no se puede hacerla venir a la fuerza sino que se debe esperar. La idea de “espera” está además sugerida por las propiedades de cada uno de los trigramas: en el interior la fuerza y adelante el peligro. (1) La fuerza frente al peligro no consiste en arremeter contra él sin control, sino en esperar el momento propicio; mientras que la debilidad cae en la agitación y no tiene paciencia de esperar.
1. El trigrama inferior es considerado como estando al interior de una situación, mientras que el superior es considerado como estando adelante.

EL JUICIO:

“La Espera. Si eres sincero, tendrás brillo y éxito. La perseverancia trae buena fortuna. Es ventajoso atravesar la gran corriente.”

La espera no consiste en una esperanza vacía. Hay una certeza interior de alcanzar la meta. Solo esta certeza interior da la claridad que conduce al éxito. Ella conduce a la perseverancia que trae fortuna y confiere la fuerza para atravesar las grandes aguas.
Alguien se enfrenta a un peligro que debe ser superado. La debilidad y la impaciencia no ayudan. Sólo el que es fuerte puede superar al destino, porque puede mantenerse firme hasta el fin gracias a su seguridad interior. Esta fuerza se revela como una veracidad inflexible. Sólo cuando tenemos el coraje de enfrentar las cosas tal como son, sin ningún engaño ni ilusión, tenemos la claridad suficiente para observar toda la línea de acontecimientos y reconocer el camino al éxito. Este reconocimiento debe ser seguido por una acción decidida y perseverante, puesto que es solamente cuando el uno afronta resueltamente su destino que el puede dominarlo. En ese momento el hombre estará preparado para cruzar las grandes aguas, es decir, será capaz de tomar las decisiones necesarias para superar el peligro.

LA IMAGEN:

“Las nubes suben en el cielo: la imagen de la espera: El hombre noble come y bebe. Se alegra y reconforta con buenas cosas.”

Cuando las nubes suben en el cielo, indican una próxima lluvia. Lo único que se puede hacer es esperar que llueva. Es lo mismo en la vida cuando el destino se prepara. Mientras que todavía no haya llegado el tiempo, es inútil preocuparse y tratar de modelar el futuro interfiriendo en las cosas con su propia acción y actividad. Pero uno puede reunirse pacíficamente comiendo y bebiendo, en lo que se refiere al cuerpo, y estando de buen humor, en lo que concierne a la mente. El destino viene por sí mismo y entonces estamos listos.

LAS LÍNEAS

Nueve en la base significa: “ Esperando en el prado. Es ventajoso permanecer en lo que dura. Sin culpa.”

El peligro aún está muy lejos. Todavía uno espera en el terreno llano. Las condiciones son aún simples. Solo hay algo en el aire que vendrá. Entonces es necesario mantener la regularidad de la vida, siempre que sea posible. Es solo de esta manera se evita un desperdicio prematuro de fuerzas y uno permanece libre de cualquier mancha o falla que constituiría un debilitamiento para más adelante.

Nueve en el segundo lugar significa: “ Esperando en la arena. Hay una pequeña charla. El final trae buena fortuna.”

El peligro se acerca progresivamente. La arena está cerca de la orilla del arroyo, lo que simboliza peligro. Los desordenes comienzan a manifestarse. En tales momentos, nace fácilmente un malestar general. Las personas se culpan unas a otras. Quien allí se mantenga en un estado de abandono (2), logrará finalmente que todo le vaya bien. Todas las calumnias serán silenciadas si no se les da el placer de responder con argumentos ofensivos.
(2) Wilhelm utiliza la expresión “gelassen blaiben” (mantenerse en abandono) para caracterizar la actitud de aquél que renuncia a su propia voluntad para entregarse dócilmente a la voluntad del cielo.

Nueve en el tercer lugar significa: “ La espera en el barro, provoca la llegada del enemigo.”

El barro impregnado con el agua del río, no es un lugar favorable para esperar. En lugar de unir fuerzas para cruzar el agua de inmediato, hubo un primer intento, cuyo impulso no fue más allá del barro. Una situación tan desfavorable atrae al enemigo desde el exterior, quien naturalmente la aprovecha. Solo con seriedad y prudencia es posible protegerse de cualquier daño.

Nueve en el cuarto lugar significa: “ Esperar en la sangre. Salir del agujero.”

La situación es extraor¬dinariamente peligrosa. Es de suma gravedad, una cuestión de vida o muerte. El derramamiento de sangre parece inminente. No podemos avanzar ni retroceder. La retirada es imposible, como si se estuviera en un agujero. Solo queda esperar y dejar que el destino siga su curso. Esta calma, que evita que el daño se agrave aún más por una acción personal, es la única forma de salir del agujero peligroso.

Nueve en el quinto lugar significa: “Esperando con vino y comida. La perseverancia trae fortuna.”

Incluso en medio del peligro, hay momentos de respiro cuando las cosas van relativamente bien. Si uno posee la fuerza interna apropiada, uno aprovecha los intervalos de calma para fortalecerse antes de un nuevo combate. Uno puede disfrutar el momento, sin desviarse de su objetivo, porque la perseverancia es necesaria para ser victorioso.
Es lo mismo en la vida pública. No se puede alcanzar todo a la vez. La sabiduría suprema es dar a la gente momentos de recreación que reaviven la alegría en el trabajo necesaria para completar la obra. Aquí yace el secreto oculto en todo el hexagrama. Éste se distingue del hexagrama: “el obstáculo” (n° 39) en que aquí, durante la espera, uno está seguro de lo que hace y, en consecuencia, uno no se deja robar la paz que proviene de la alegría interior.
Trazo gobernante.

Seis en la cúspide significa: “ Uno cae en el agujero. Llegan tres huéspedes que no fueron invitados. Hónrenlos, entonces la fortuna vendrá al final.”

La espera ha terminado: el peligro ya no se puede evitar. Uno cae en el agujero y debe resolver lo inevitable. Todo parece haber sido en vano. Pero es precisamente en este estado de necesidad cuando ocurre un giro imprevisto de los acontecimientos. Sin actuar personalmente, hay una intervención externa de la que uno puede primero preguntarse qué significa, si está dirigida a la liberación o la destrucción. Entonces es necesario preservar la movilidad interna: la actitud correcta no es atrincherarse en uno mismo ni oponer un rechazo en un gesto de valentía, sino saludar con respeto este nuevo giro de los acontecimientos. Así se termina fuera de peligro y todo está bien. Incluso los cambios oportunos vienen a menudo con una forma que parece extraña al principio. (3)
3. En “Hermann y Dorothea” esta verdad se expresa de esta manera: “Porque los deseos nos ocultan lo que se desea; los regalos descienden desde arriba en sus propias formas“.

hexagrama anterior hexagrama siguiente índice hexagramas